Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

viernes, 21 de febrero de 2014

Escribano Palustre en las Yeguas

Como comenté en mi anterior entrada, ayer di una vuelta a las marismas de Puerto Real que esta junto a la zona recreativa de la Dehesa de las yeguas. Ayer, mientras observaba a la cigüeña negra, vi en los carrizos un escribano palustre comiendo. Hoy he vuelto a ver si lo pillaba más cerca y parece que he tenido suerte. Este pajarillo es poco frecuente por la zona, es invernante y en breve retornará al norte de España y Europa para criar.


Aqui le vemos comiendo en los puros de los juncos.


La luz era hoy muchísimo mejor que ayer y tuve la suerte de que se posara con la luz a mi espalda y a escasos 5 metros de mi coche.


El poco viento que había era suficiente para mover las cañas y dificultar el enfoque que tapaba en alguna toma el cuerpo del ave. De todas formas, estoy muy contento con el resultado.


La forma de la cabeza vista de frente tiene una forma muy peculiar.


Estuvo muy poco tiempo en las cañas, por lo que todo esto pasó en unos 30 segundos. jeje. Suerte que hoy SI estaba preparado.


Ya se que no son fotos de poster, pero a mi me gustan.


Y no creais que la espera se hizo aburrida porque mientras lo esperaba me entretenía con las Espatulas.


Y las Cigüeñas Negras.


Es una gozada ver juntas a 2 de tus aves favoritas.


Y por último, os dejo una foto de mi "hide" jeje, para que veais como se han hecho las fotos.


Os aconsejo que os deis una vueltecilla porque, con un poco de paciencia, vereis cositas interesantes.
Salud.

jueves, 20 de febrero de 2014

Escapada por las marismas de Puerto Real

Esta mañana me he escapado 1 horita a las marismas de Puerto Real a ver que se cocía por alli.
La zona está bastante entretenida, sobre todo para vivir a 5 minutos de alli. jeje.
El dia estaba nublado, la luz era pésima y no tenía mi equipo el completo, pero los animales han estado muy tranquilitos y se han dejado observar muy bien.
Lo más destacable, por las pocas veces que lo he visto, ha sido la presencia de un escribano palustre en los juncos.
Podemos destacar también, Águila pescadora, laguneros, 2 Alcaravanes, 5 agachadizas, 3 Cigüeñas negra. ( No somos concientes de lo afortunados que somos al tener en nuestra zona, una población invernante de estas damas negras.)


Un par de decenas de espátulas estaban en las zonas encharcadas.


Este jovenzuelo se acicalaba a escasos metros del coche sin inmutarse.


Entre las hierbas me topé con esta cangrejera. Otro de los habitantes de lujo de la zona.


Los flamencos tambien estaban descansando en unas lagunillas cercanas al carril.


 Una tenia esta anilla en la pata izquierda. Por si le interesa a alguien.


Y para terminar, en las zonas mas cercanas al pinar, un buen número de calamones y moritos. 


Salud.

miércoles, 12 de febrero de 2014

Historia de una tormenta de arena

En estos días han estado emitiendo en TVE unos documentales del desierto del Sahara. En uno de ellos se hablaba de las tormentas de arenas y me recordó lo que viví hace 3 años en ese mismo desierto. Tirando de archivo, he recuperado y rememorado uno de los momentos más intensos que he vivido por lo inesperado y exótico del lugar.


Fue en Marruecos, en un viaje por la zona sur del país, cuando ibamos a pasar la noche en el desierto del Sahara. Nada hacía pensar que se estuviera organizando una tormenta de arena 30 minutos antes.


Poco a poco se fue oscureciendo el horizonte.


Tenía la sensación de que sería una tormenta de agua como las de aquí, pero el guía sabía perfectamente lo que era y nos lo dijo de inmediato. Tormenta de arena.


Esas palabras, para una persona que no tiene relación alguna con el desierto sonaban tan exitante como desconcertante. El cielo se oscurecía cada vez más y más. Las primeras rachas de viento y arena nos alcanzban sin poder hacer nada.


El coche iba lo más deprisa que podía por esa zona. En ese momento, pensé que sería buena idea en hacer un pequeño video del momento en que la teníamos ya bastante cerca.


Yo lo estaba flipando. Era como estar dentro de la película de "oceanos de fuego".


El frente de la tormenta era increiblemente largo y alto.


Poco a poco la luz se retiraba y empezaba a alcanzarnos las primeras rachas de viento y arena.


No podía creer la suerte que había tenido.


Sin esperarlo, se cubrió el sol y se hizo la oscuridad.


A partir de aquí, por los nervios, o vete a saber porqué, ya no saque más fotografiás. A los pocos segundos ya no veíamos absolutamente nada. Ver al guía nervioso y ese momento de no ver nada en absoluto me eriza todavía la piel. No se veía nada de nada. las fotos no valdrían de nada porque repito, no se veía. Solo arena por todos lados y el coche moviéndose por la velocidad que llevaba y la del viento. Sin previo aviso el chofer pego un frenazo enorme y se paro justo delante de un terraplén inclinadísimo y comenzó a decir “ ho ho perdiu en el deserto, una y otra vez en voz baja. Fue ahí cuando mi novia empezó a decirle que hiciera lo que fuese pero que diera marcha atrás, que nos sacase de allí. Yo estaba flipando, pletórico, eufórico, es indescriptible lo que sentía. Posiblemente seria la única vez que fuera al Sahara y quería que ocurriera eso, necesitaba que ocurriera eso. Tenia la confianza que eso es solo viento y arena, pero el miedo de perdernos en un desierto que esta a 50km de la frontera de Argelia me empezaba a preocupar, mas aun cuando estuvimos varios km corriendo sin dirección alguna, sin ver a 5 metros y buscando señales de huellas de otros coches o carriles, cosa inútil ya que el viento las borraba de inmediato. Después de unos minutos intensísimos, la tormenta aflojo un poco y apareció un carril, lo seguimos y pareció verse una figura de un edificio. En ese momento se ubicó el chofer y llegamos sin ningún altercado más al punto de reunión. Todavía estaba la tormenta con una fuerza considerable y no nos permitían salir de la kasbah. Al rato empezó a disminuir y pudimos salir un poco. En esta foto se aprecia como no se había calmado del todo y teníamos que cubrirnos con los turbantes para estar por fuera..


Al final se fue la tormenta y el dia se quedó despejado como si no hubiera pasado nada. Cogimos los dromedarios y nos adentramos en el desierto para pasar la noche en una haima.


Llegamos antes del anochecer al campamento y decidí subir a la parte más alta de la duna para ver el desierto desde esa altura. Subir una enorme duna de arena suelta fue una auténtica paliza pero no me arrepiento en absoluto.



Las vistas eran impresionantes.


Salud




domingo, 9 de febrero de 2014

Gavión Hiperbóreo en Chipiona.

El jueves 6-2-14 Rafael García Costales avisó que había un Gavión Hiperbóreo en el puerto pesquero de Chipiona.


Esta es la primera cita de esta especie en este lugar. Esa misma tarde, varios aficionados fueron al lugar para poder verlo, soportando las terribles condiciones climáticas que había en ese momento. Sabía que había dormido ese día alli porque lo habían visto con las últimas luces descansando en los pantanales. Como el viernes parecía que iba a ser un día agradable, sin viento ni lluvia, decidí ir por la mañana temprano para verlo antes de que decidiera irse o no. Cuando llegué al lugar lo localicé de inmediato por ser un ave que no se puede confundir con ninguna otra de la zona. Su tamaño hace honor a su nombre. Aquí la podemos ver junto a 2 gaviotas sombrías.


Cuando empezaron los barcos a limpiar las redes se acercó al muelle donde la pudimos ver a placer.


Tiene un vuelo poderoso y su blanco inmaculado te saltaba a la vista.


Tenía especial interes en los cormoranes, yendo en su busqueda cuando alguno emergía con alguna presa.


A veces, consegúia su propósito y otras veces no.


Este individuo es de 2º   invierno. A esta edad tienen normalmente algunas zonas mas grisaceas, pero hay diversidad de plumajes y en esta ocasión nos ha tocado la que más me gusta. Blanco impoluto.


Es que no tenía  ninguna pluma que no fuera blanca. Me encató.


Mientras estaba traquila nadando se le podía ver perfectamente.


El Gavión Hiperbóreo (Larus hyperboreus) es una gaviota que se distribuye por las altas latitudes del hemisferio norte, en el Atlántico Norte y por el Ártico.

El gavión hiperbóreo es grande (62 hasta 68 cm de largo), tiene el pico largo y las alas relativamente cortas. Pesa aproximadamente 1.200 hasta 2.000 gramos y su envergadura es 142-162 centímetros.


 A la mañana siguiente, volvi con unos amigos para que lo vieran. Allí pasamos una mañana muy agradable y con muy buen ambiente.


Al principio nos dio esquiñazo y parecía que no la ibamos a poder ver, pero cuando ya nos habíamos ido,  nos avisaron que había llegado al puerto otra vez. Alli pudimos verla perfectamente y hacerle alguna fotografía más.


Aquí podemos ver mejor su tamaño al verla junto a una gaviota sombría.


Y también junto a 2 Cormoranes grandes.


Aquí os dejo un pequeño videocoping cutre hecho antes de que saliera el sol.



Salud y espero que os guste.

lunes, 3 de febrero de 2014

Una escapadita a Doñana.

El domingo 2-2-14 dimos, mi novia y yo, una vueltecilla por la zona norte del Parque Nacional de Doñana.
Una visita a Doñana siempre resulta interesante, siendo el invierno la mejor de las estaciones.
De camino al centro de visitantes pudimos ver algunas grullas.

 Y muchos Gamos.


Lo más destacable en esta ocasión nos esperaba en la cancela de la escupidera donde pudimos ver a placer un Esmerejón. Este pajarillo es tan pequeño que tienes que estar muy atento para verlo porque puedes tenerlo muy cerca y no verlo.  ;)



Estuvo durante más de una hora acicalándose tranquilito a escasos metros del carril ingnorando los coches, autobuses y al resto de pajareros que por alli andaban en busca de la barnacla cuellirroja que se había visto en días anteriores y que no se presentó en esta ocasión..


Aquí un muy mal videocoping donde se puede ver al esmerejón intentando expulsar una egagrópila.



Otro de las aves que siempre me gusta ver y que tuve la ocasión de localizar en una térmica entre leonados es el Buitre Negro. A este jovenzuelo le vimos a placer porque no se separaba de sus "primos" y la distancia era más que aceptable.


No hay que ser muy listo para caer en la cuenta en que si hay muchos buitres en una zona volando y durante un tiempo no se van de allí, es que la carroña esta cerca. Un rapido vistazo a la zona y localicé el lugar donde estaban dándose el festín.


Por desgracia el Negro no se posó y sólo lo pudimos ver en vuelo hasta que fue desapareciendo junto al resto de sus "primos"
A medida que se iba acabando el día, los ciervos se acercaban a la zona y podíamos ver algunos ejemplares impresionantes. Desconozco si en el parque han cruzado la sangre de estos venados con otros traidos de fuera, pero me choca el tamaño de la cuernas de algunos macho porque los ciervos de Doñana, históricamente, no han sido tan grandes como los que se ven últimamente. (ver el documental de Felix R. que le hace a Doñana. capítulo 1)


Ya de regreso, pasamos por la zona donde tienen los buhos campestres su dormidero. El movimiento era costante desde que cayó el sol, contando más de 15 Campestres volando o posadas por la zona. Aquí dejo una foto pésima debido a la luz, pero que se aprecia perfectamente un indiviuo posado y varios cernícalos que tambien estaban posados en el suelo a su alrededor.


Y así terminó el dia en el Parque Nacional.


De rapaces pude ver: esmerejón, negro, leonado, calzada, culebrera, milano real, cernicalos, ratoneros, palidos, campestres y......creo que ya.
Salud.

Entradas populares