Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

domingo, 30 de marzo de 2014

Ya está aquí la primavera

En los últimos dias he dado alguna pequeña vuelta por las zonas cercanas a mi casa para ver si habían llegado ya algunos estivales y comprobar la intensidad del celo de las que se quedan por aquí para criar.
Los Tarros blancos estaban a pleno rendimiento, estando los machos con sus bailes y posturas típica de cortejo.

He podido ver por primera vez esta temporada algunos estivales como esta garza imperial entre los carrizos.


Las collalbas grises ya están en los carriles de las marismas y se lucen entre los escombros que seleccionan como atalayas.


Las peleas de las lavanderas boyeras en estos días son increibles.  Aquí la vemos en una de sus atalayas.


Las bisbitas comunes también andas por la misma zona sin parar de reclamar.


Aunque en esta zona están todo el año, ver a los esquivos alcaravanes es siempre un placer.


He oido mi primer cuco en las yeguas y he visto a mis 2 primeros alcaudones comunes de la temporada.


Y por último, y no menos interesante e impresionante, he podido ver una carroñada donde muchísimos buitres se agolpaban para dar buena cuenta de una res.


No paraban de pasar por encima nuestra.


Nunca me canso de ver como aterrizan estos colosos del aire.


Los sonidos que se escuchan en las peleas me encantan y son de esos que nunca se olvidan.


Todas estas fotos están realizadas con la nueva FZ72 de panasonic, desde una distancia más que prudencial y sin molestar en absoluto al animal. Todavía la estoy probando y no termino de sacarle el jugo que quiero en las fotos en vuelo, pero poco a poco creo que van saliendo mejorcillas. Lo mismo tampoco da demasiado más, pero bueno, que le voy a pedir si son 289€ lo que me ha costado. Con que salgan asi me doy más que por satisfecho, pero....seguro que se puede mejorar. jeje.
Salud.

lunes, 24 de marzo de 2014

Sisón común. La esteparia más grande de Cádiz

En esta ocasión subo esta entrada haciendo referencia a la que, por desgracia, es la esteparia de mayor envergadura de la provincia de Cádiz ya que le Avutarda no se reproduce desde hace algunos años en la provincia. Probablemente pueda existir alguna pareja residual en la campiña jerezana pero es tan escasa que sus individuos están destinados a la extinción en cualquier momento.
Al Sisón común le viene el nombre por su vuelo, ya que sus alas, al tener una de las plumas del borde más corta que las demás, producen un silbido continuo al ser batidas.


Mide de 40 a 45 cm de pico a cola. Los machos tienen unas manchas características en el cuello, que alternan el negro y el blanco. Por la parte superior tienen plumas de color dorado; por la inferior, de color blanco. Las patas son largas, aunque no tanto como las de las aves zancudas.


Habita en cultivos herbáceos, pastizales y zonas de regadío en invierno. Es común, aunque en declive, en el centro y Sur de España. En cádiz la he visto sólo en una ocasión, siendo, para mi, más escasa de lo que dicen los censos oficiales (de media 294 machos reproductores). La zona de campeo de sus escasos efectivos están en la campiña jerezana y en la comarca de la janda.


El macho del Sisón común  realiza un curioso cortejo. Antes del amanecer y siendo aún totalmente de noche comienza con el característico sonido del sisón en celo, canto que va repitiendo continuamente. 


Con las primeras luces del día empieza a batir sus alas y, una vez sale el sol, todo lo acompaña con un pequeño salto final. Con la intención de poder ser observado por las hembras incluso a larga distancia, efectua aleteos y pequeños saltos con los que mostrar el plumaje blanco del interior de sus alas.


Los lugares elegidos para tal fin son conocidos como "cantaderos". Aquí podeis ver un pequeño video poco más de testimonial de uno en plena acción.


Su plumaje es muy críptico y si no fuera por su cuello con esos colores que muestran en época de cortejo, pasarían totalmente desapercividos.


Debido a la dificultad de su localización, su escaso número y la distancia a la que se mantienen, sólo puedo mostraros estas fotogafías. Todas las fotografías están realizadas sin molestar en absoluto al animal y a una distancia más que prudencial. Son fotografías realizadas por varias zonas del territorio nacional, desde caminos públicos y sin hide (como se aprecia por la distancia y la pésima calidad de las mismas. jeje) 
Salud. 

lunes, 17 de marzo de 2014

Fantástica jornada en la campiña de Osuna

Este domingo, Pablo Díaz, , mi novia y yo hemos pasado una jornada en la estepa cerealista de Écija-Osuna viendo esteparias y rapaces de todo tipo. Manuel Villaécija estuvo con nosotros durante buena parte de la jornada siendo un auténtico lujo y placer su compañía.
Llegamos por la mañana a las 8:30, estando las avutardas muy activas y con el celo al 100%


Estaban divididas en 2 grandes grupos separados por un par de km. Entorno a 40 individuos contamos. Vimos individuos haciendo el baño de espuma, otros enzarzados en peleas y uno con la hembra ya apartada haciendo la rueda a su alrededor. Como la distancia era grande para sacar algo mejor de lo que tengo en mi archivo, decidí disfrutar con el telescopio y pasar de la fotografía para hacerla meramente testimonial.
En este enlace podeis ver la entrada que le hice en su momento a las esteparias andaluzas con sus correspondientes videos.

http://ornitologiaencadiz.blogspot.com.es/2012/01/las-ultimas-avutardas-andaluzas.html

Seguimos el camino hasta la laguna de Ojuelos donde vimos muchísimos chorlitos dorados, avefrías y demás aves de la laguna. Al fondo, como siempre, estaban las avutardas de la zona también entregándose al frenesí. Alli si que la distancia es mucha más de la deseable. Suerte que la temperatura era baja y todavía se veía bien con el telescopio.


De allí nos dirigimos a la laguna del gorbierno, parando antes en algún caserón abandonado donde los primillas se han hecho dueños de él. En la laguna del gobierno estuvimos charlando con Pepe y Manuel, las 2 personas que se han hecho cargo de aquel lugar y que lo están manteniendo de forma magistral. Lo más destacable para mi fue ver un críalo, el primero de la temporada.


La mayoría de las aves estaban en la laguna natural, sólo un par de parejas de zampullines comunes y cuellinegros estaban por allí dejándose retratar a la perfección.


Aquí vemos la diferencia entre el chico y el cuellinegro.


Los galápagos leprosos estaban por decenas en cuelquier rincón.


En este lugar se han construido una sala donde se dan charlas y otra donde se muestra la "colección" de dudoso gusto de un furtivo del pueblo al que pillaron con muchos animales disecados (algunos de forma pésima) y que lo han usado para exponerlos aquí. Una verdadera lástima.


Luego, nos pasamos por alguna laguna sin ver nada fuera de lo común. Ya Manuel nos abandonó y nos pusimos a buscar refugio a la sombra para almorzar. Durante ese camino de busqueda, Pablo se percató que habia algo en el cielo que estaba siendo acosado por un par de cuervos, paramos el coche y vimos a esta inmadura de Aguila real. Una agradable sorpresa que no esperabamos por aquella zona. (foto poco más que testimonial hecha casi sin zoom desde el coche...)


Sentaditos ya debajo de un olivo, como la canción de azucar moreno jeje , nos dispusimos a descansar y a tomar algo para reponer fuerzas. El lugar no pudo ser más acertado ya que teníamos a la vista bajo una encina solitaria a 2 avutardas haciendo lo mismo que nosotros.


Desde aquel lugar vimos innumerables milanos y laguneros, 2 culebreras, 2 ratoneros y a otra de las rapaces que tampoco esperaba ver por allí, esta pescadora.


La parte central del día la pasamos también visitando algunos cortijos abandonados viendo la buena densidad de primillas que tienen alguno de ellos.  En uno de ellos nos encontramos con la cruda realidad. No todos deseamos que llegue la migración con las mismas intenciones.


 También pudimos ver por primera vez esta temporada a las 2 primeras collalbas rubias.


Decidimos dejar de dar más vueltas porque estaba todo muy parado, la reverberación hacia ya de las suyas y nos dirigimos al puente de Ojuelos para estar un rato a su sombra hasta que todo volviera a reactivarse cuando bajara algo la temperatura. Alli no vimos nada destacable en ese reatito.
Cuando empezó a bajar algo la temperatura decidimos ir a tomar un café porque estábamos algo aletargados pero de camino nos sobrevolaron unas avutardas y se acabó el café. jeje.


En aquel momento comenzó ya el atardecer en la campiña. A estas avutardas en vuelo se sumaron otras tantas en el suelo. Los machos empezaban ya a ir a sus leks y las perdimos de vista. seguimos carrileando y localizamos, primero volando y luego en el suelo a un bando de 10 ortegas.

  
Su canto al volar es tan peculiar que, cuando lo escuchas por primera vez, ya no lo olvidarás en la vida. Iban de un lado a otro pero simpre en el mismo campo de cultivo. Su plumaje tan críptico hacía muy dificil su relocalización, pero como el sol estaba bajo y la reverberación ya era mucho menos fuerte que antes, pudimos ver cada detalle de su plumaje. En la siguiente foto hay 4, ¿las veis? jeje.


Desde aquella misma posición y entre los cantos frenético de las también buscadas calandrias, localizamos en un árbol seco y a muchísima distancia a 3 Alimoches adultos descansando de la migración en la que están imersos ahora mismo, por lo que respetamos la distancia y se quedaron alli tranquilitos.
Decidimos dejar también tranquilas en su cultivo a las ortegas y decidimos ir a la zona donde habíamos visto a las avutardas por la mañana tan activas. En esta oacsión, algunas, estaban más cerca y, sobre todo a un macho, lo pudimos ver a la perfercción. Cuando llegamos comenzaron a desfilar una tras otra a la zona donde estaban por la mañana. Es curioso ver como el tren pasaba por su lado y no le hacían ni caso y nosotros en el coche, sin llegar a pararnos y estando a mayor distancia que el tren, les producía una desconfianza enorme y se retiraron de inmediato. Todas menos este macho que se fue poco a poco "pavoneandose" y permitiendo que lo vieramos a placer


Como ya era tardecillo, estábamos cansados y el camino de vuelta podría ser jodidillo al ser domingo por la tarde, decidimos ir a tomar un cafelillo para despertarnos y emprender la vuelta tranquilamente con todos los objetivos del día más que cumplidos.
Sin duda una jornada de las que hacen afición.





Entradas populares