Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

martes, 30 de septiembre de 2014

Pajareando por lo campos puertorrealeños

He ido a dar una vuelta por las marismas y campos de Puerto Real. Me acerqué a la todavía seca "laguna del taraje" y pude ver como los machos de las perdices estaban reclamando como si fuera primavera. Lástima que en unos días se cambiarán estos cantos por los ladridos de los perros y el disparo de las escopetas.


 Los buitrones me acompañaron durante todo el recorrido.


 Ahora estamos en pleno paso y me topé con un pechiazul, una hembra o juvenil de colirrojo real


y una curruca zarcera.


La distancia y lo nerviosos que son estos pajarillos provocaron que no haya podido sacar nada mejor. Los esquivos alcaravanes también hicieron acto de presencia. 


Luego me fui a la marisma de la dehesa de las yeguas y vi como están convirtiendola en la salina que en breve será. Alli pude ver este andarrios bastardo.


A muchos moritos como éste.


Y a unas espátulas, todas jóvenes, que estaban comiendo en los caños junto a las garcetas comunes.


Eran unas aves muy confiadas y permitían al coche acercarse más que las adultas.

Por último, os dejo una fotografía donde se ve una espátula anillada con 6 anillas. Esto es una práctica habitual pero a mi me parece ya demasiado para marcar a un ave. Sobre este tema creo que cada uno tenemos una opinión diferente. 1 metal, 4 plásticos y una banderola. 


Salud.

domingo, 28 de septiembre de 2014

Una vueltecilla por la janda

El sábado por la mañana dimos una vuelta, Carlos Franco y yo, por la janda. El fuerte viento de levante nos disuadió de acercarnos al estrecho a ver la migración. En la janda vimos un poco de todo aunque era un auténtico coñazo mantener estable los aparatos para observar a grandes distancias. Las cigüeñas blancas parecían que estaban esperando el pistoletazo de salida para seguir su camino al sur.

Lo hirundínidos descansaban en los carriles también. Esta pequeña no lo debía estar pasando demasiado bien.


Las grandes rapaces no hicieron acto de presencia, sólo las culebreras aparecieron y nos permitieron retratar uno de sus momentos más intimos. Esta foto la podeis dedicar a quien vosotros querais con un "para ti" jeje. Yo ya tengo varios destinatarios. jejeje


De las rapaces pequeñas vimos muchísimo lagunero y cernícalo, calzadas, algún milano negro y un par de ratoneros.


Sorprendimos a un bando de tarabillas norteñas. Desconocía que migraran en bandos y las hacíam más solitarias. Contamos unas 8.


Las palomas torcaces cruzaban de un lado a otro por la zona. No me gustaría estar en su pellejo porque deben sortear miles de escopetas en estos días por cualquier rincón del país.


Comprobamos como los elementos que sirven para alertar a las aves de los cables, a veces, no cumplen su misión.


De insectos, me gustó ver a este pequeño "milpies". No se porqué pero me gusta mucho.


Y de reptiles, este precioso ejemplar de lagarto ocelado se soleaba en un carril donde faltó poco para que unos tontopollas los atropeyaran cuando circulaban rapidísimo por el mismo, sabiendo que estábamos haciendole fotos. En fin, menos mal que se movió a lo justo y se tiró a la cuneta.


De regreso, 4 cigüeñas negras nos pasaron por encima cerca de Benalup. En definitiva, que una vuelta a la janda nunca defrauda. Ahora si, sin levante, mucho mejor. jeje.
Salud.

domingo, 7 de septiembre de 2014

Fin de semana en la serranía de Ronda

Este pasado fin de semana lo he pasado en El Colmenar. Este pueblecito, que no puede estar más apartado de cualquier lugar, tiene un precioso río donde las nutrias dejan las huellas a su paso por las rocas.


Al amanecer, fui a una antigua presa, me quedé quietecito en la orilla y pude ver un hecho que nunca lo había podido ver con mis propios ojos. Solo faltaba un oso intentando capturar alguno. jeje. Aquí podemos ver una pequeña secuencia del remonte de uno de estos barbos.


Un martín pescador también hizo acto de presencia y se posó en el otro margen del río pudiendo retratarlo. Esta foto está realizada apurando al máximo el zoom y creo que no ha quedado del todo mal aunque se aprecia la distancia.


Nos acercamos a Ronda a dar una vueltecilla y nos topamos con la feria. Un lujo para aparcar........


El puente es impresionante y un paseo por él merece mucho la pena.


Al llegar la hora de almorzar y estar a media hora aproximadamente de la sierra de las nieves no pude resistirme y nos acercamos a alguno de los abrevaderos de la zona. No tenía ningún material de camuflaje por lo que pusimos el coche a unos 10 metros del abrevadero, coloque una toalla de Coca Cola en la ventana, apoyando la cámara en los pliegues de la toalla y nos pusimos a comer esperando a ver que se acercaba. Un coche rojo con una toalla roja que tape la mitad de la ventana no es lo que dicen los cánones para camuflarse pero era lo que tenía. La hora era la peor y podeis verlo en la dureza de la luz. En la foto ni se llega a ver el abrevadero que estaba donde aparece ese color tan quemado.


Pero funcionó, vaya que si funcionó. Tenía ganas de hacer alguna foto a los piquituertos y, aunque me ha costado con el contraste que había entre las sombras y la dureza extrema de la luz, he podido hacer alguna que me gusta.


Entraron, en la hora y media que pude estar alli, varias familias de piquituertos pudiendo ver todos los plumajes.


Venían a beber y hacían alguna que otra peripecia para no caer dentro.

Es una de las aves más particulares de la península y siempre me recuerda a un pequeño lorito.


Aquí tenemos la parejita. Podemos ver la diferencia de color entre ambos, rojo en macho y verde-amarillo en las hembras.


La sombra iba llegando y este fondo tan claro provocó que la mayoría de las fotos las haya tenido que retocar para aclarar las sombras perdiendo calidad, pero a mi me valen. jeje.


Los carboneros y los pinzones visitaban constantemente la zona.


Aparte de los piquituertos, la sorpresa de la tarde fue ver como unos arrendajos se atrevían a bajar a beber. Es la primera vez que veo tan cerca a estas aves que son tan listas y esquivas.


Los piquituertos compartían bebedero con los pinzones y es cuando se aprecia la diferencia de tamaño entre ambos.

A la mañana siguiente dimos un paseo por los alrededores del pueblo del Colmenar y pudimos ver un bando de graciosos mitos.


Para apaciguar el calor, nos dimos un refrescante baño en el Guadiaro (19,4 Cº) y vimos como se acercaban los pequeños peces a picotearnos las piel.


El agua está clarísima y los peces se podían ver a la prefección.

Por último, os dejo alguna foto de los accesos que les hacen a los abrevaderos para los anfibios. Me parece una idea genial ya que suelen tener agua durante todo el año y poco a poco estamos acabando con ellos.

Salud



lunes, 1 de septiembre de 2014

La migración con levante. ¿Cazalla o el Algarrobo?

Estamos en temporada alta de la migración en el estrecho de Gibraltar. Este verano está siendo muy tranquilo en cuanto al viento de levante pero en estos dias es el viento predominante. Cuando tenemos este viento debes decidir entre ver menor número de aves pero a corta distancia o ver muchos ejemplares pero bastante más alto.

Uno de los mejores lugares para ver las aves de cerca es en la salida de Tarifa, junto al Lydl ya que se forma un pequeño collado y pasan por aquella zona a escasos 10 metros. En el otro lado de la carretera se ven los enormes bandos de aves buscando como progresar.


 En Cazalla pasan las aves muy pegadas al suelo debido a la intensidad del mismo. Lo malo es que hay que buscar un refugio porque el viento es insoportable.


En menos de 10 minutos vi en cazalla alimoches, aguiluchos cenizos, milanos negros, abejeros y calzadas.


Más tarde fui a algarrobo donde había buenos amigos pajareros a los que saludar y con los que pasar un buen rato. Allí, el paso de abejeros era impresionante aunque el nublado del cielo era un coñazo para poder hacer fotografías con lo que las que  he podido hacer han sido poco más que testimoniales. El ver un bando de varios cientos de abejero en formación como un escuadrón es una de esas imágenes que no se olvidan.


Algunos salían directamente entre las nubes. Cada vez me impresionan más estas aves ya que les da igual el viento, la tempreatura y las nubes ya que cruzan el estrecho sin pensarselo.

Poco a poco se iban acercando.


De vez en cuando pasaba alguno más bajo y podíamos disfrutar a la perfección de todos sus detalles.


Hemos visto algunos alimoches de varias edades como este adulto.


Las calzadas han hecho acto de presencia también y hemos visto muchos ejemplares de los 2 morfos.


Los milanos también fueron constantes en su paso, viendo algunos con las plumas algo afectadas.


Otra ave que ha pasado en números considerables han sido los abejarucos, coloreando y alegrando el húmedo y caluroso día que hemos tenido.


Pasaron muchos leonados, algunos a poca distancia. Ni rastro de los moteados.


De refilón vimos, lo que se identificó como alcotán, pero desafortunadamente sólo lo pude ver cuando era un punto en el cielo. Lo que si vimos bien fue algún gavilán, aunque la foto deja bastante que desear. jeje.


Salud

Entradas populares