Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

domingo, 29 de marzo de 2015

Archibebe fino en Bonanza, Sanlucar de Barrameda.

Este fin de semana se ha estado observando en la zona de Bonanza a una de esas limícolas que se ven muy de vez en cuando y que es el motivo para hacer una visita a la zona.

El archibebe fino es una especie migratoria, y la mayoría de los ejemplares pasan el invierno en África y la India, y unos pocos llegan hasta el sudeste asiático y Australia. Prefieren pasar el invierno en terrenos húmedos y frescos como pantanos y lagos y normalmente se mueven solos o en grupos pequeños.

 Ese pico recto, la ceja blanca y patas amarillas son los rasgos principales para identificarlos.

Mientras veía a este ejemplar, vi también una polluela pintoja a la que, debido al poco tiempo que se dejó ver, no la pude fotografiar. Lo que si pude fotografiar a la perfección fue a su primo el común.

La zona encharcada donde se encontraba estaba la mar de animada, teniendo flamencos, agachadizas, correlimos comunes, la pintoja, los archibebes y un grupo muy chulo de combatientes.

Regresamos por el carril principal y pudimos fotografiar a la que, para mi, es la más bonita de todas las gaviotas. Aquí vemos esta pareja de gaviotas picofinas.

Y esta inmadura, viendo la diferencia en el color del iris y el pico.

Pusimos rumbo a la laguna de tarelo donde sólo hay una palabra que la defina. IMPRESIONANTE.

La pajarera está repleta de vida. En ella anidan espátulas, garzas comunes, bueyeras, moritos, cangrejeras y martinetes.
Y entre los carrizos pude ver a mi primer carricerín común. Ave que está de paso rumbo al norte en estos momentos. No veas el trabajito que me costó hacerle una fotito testimonial a este pájaro que no salía de los carrizos.
Y algún común que se dejó ver algo más.

En cuanto a anátidas, la laguna estaba hasta arriba de ellas y con especies muy escasas como las malvasías.

Este macho estaba en postura de "combate" y desplegando todo su poder.
Permaneció bastante cerca acicalándose. Estas fotografías pueden ser que sean las mejores fotos de malvasías que he hecho nunca.
Que cosa más bonita. Menos mal que no se llegaron a extinguir a manos de los escopeteros y se han podido recuperar.
Esta postura es de las más originales de todas las anátidas.
También estaban muy representados los porrones comunes.

Y de patos colorados con esos preciosos colores.
Parece un pato de Asia o algo así.

Luego, dimos una vuelta por el pinar y vimos ya a las calzadas con el celo al 100%

Y a los milanos negros.

Salud

miércoles, 11 de marzo de 2015

Polluela pintoja 2. Mas sus compañeros de la laguna.

Regresé a la charca 4 dias más tarde para ver si continuaba la polluela en la zona. Llegue cuando despuntaba el sol en el horizonte y allí estaba. En el mismo lugar, andando por la misma zona pero sin separarse tanto de su escondite como la primera vez.
Es curioso ver como no se apartaba más de 5 metros de la zona en la que ella se sentía más segura. En esta ocasión se desplazaba por una zona donde la visibilidad era más reducida que en la otra ocasión, debiendo  ser paciente y esperar a que estuviera en "campo abierto" para poder hacerle una foto "limpia"
 Definitivamente es un animal más confiado de lo normal, ya que dieron las 11:00 y seguía apareciendo en campo abierto de vez en cuando, cosa muy rara en esta especie con hábitos casi crepusculares.
Mientras se decidía a salir de los carrizos, nos distraíamos con los pequeñines que pasaban por allí. Los pájaros moscones se han portado muy bien y lo hemos visto a placer en las espadañas de los juncos.
 Aquí os muestro una pequeña serie de esta preciosidad con sus posturas más típicas.
Me dio la sensación que era un sólo ejemplar que no paraba quieto e iba de un lugar a otro. No llegué a ver a más de uno a la vez .
Los pechiazules si estaban mejor representados y había un mínimo de 3 ejemplares, alguno con medalla blanca y otros sin medalla.
Eso sí, no paraban quietos de un lado para otro. Era complicado cogerlo en una postura buena, que le diera el solecito y me saliese enfocado. jeje. Pero bueno, alguna ha salido medio decente y vale para que nos hagamos una idea.
Me parece mentira que el próximo mes, este ave estará en las partes más altas de la sierra de Gredos criando, mientras ahora esta en un humedal a nivel del mar.
Y si complicado fue pillar a éste en buena posición, el retratar a alguno de los ruiseñores bastardos que había en la zona fue una odisea.
No paraban de moverse entre los juncos, se peleaban entre ellos y cuando salían, no paraban quietos y justo antes de darle al boton de la cámara....adios, se movía y lo perdía. Aquí subo las 2 mejores que he podido sacar a esta especie complicadilla también.
Había multitud de mosquitero sp, y un par de lavanderas boyeras (o pipita canaria, como se dice en Puerto Real), siendo las primeras que veo esta temporada.
En fin, un charco de los más entretenido que habrá que apuntar en la agenda de lugares a visitar durante el año para ver que se mueve por allí en el resto de las estaciones y descubrir las sorpresas que puede llegar a tener.
Salud.

domingo, 8 de marzo de 2015

Polluela pintoja. Un fantasmita en el carrizal

El jueves pasado, Alfonso Ramos me comentó que mientras daba un paseo en bicicleta, paró en una zona encharcada que supongo que ya estará casi seca por el viento de levante que hemos tenido. Allí pudo ver perfectamente una polluela pintoja que se mostraba más confiada de lo normal.

Me acerqué antes del amanecer a la mañana siguiente y allí estaba. Cuando empezó a darle el sol fue cuando le pude hacer algún retrato.
Se movía por la orilla opuesta a mi posición comiendo lo que creo que era materia vegetal.
Incluso sabiendo por donde andaba, era muy difícil de localizar entre los juncos y tarajes. A veces daba la sensación que era una ratita que andaba entre las ramas.

Tanto los calamones como las pollas de agua la incordiaban de manera constante hasta que la cansaron y la hicieron huir a lo más profundo del carizal. Al rato volvía a salir y seguía comeindo. Aquí se ve la diferencia de tamaño entre la polla y la polluela. A mi realmente me sorprendió su pequeño tamaño.


Yo me encontraba a unos 20 metros, sin ningún tipo de escondite y el animal no recelaba nada. Me quedé allí sentadito y pasaba como un palmito más. jeje.
Ya, sobre las 9:45, me fui de allí y ella seguía saliendo y entrando cuando los otros la dejaban comer tranquila.
A esta polluela le acompañaban varios calamones.
Pájaros moscones
Y varios pechiazules, por lo que esa pequeña zona encharcada tenía mejor pinta que otras tan famosas como la laguna de Medina, que es un desastre.
Aquí vemos la laguna donde se encontraba la polluela. Como veis, ya estaba medio seca, por lo que en este fin de semana se habrá secado por completo con el levante que hemos tenido.

martes, 3 de marzo de 2015

De esteparias por la campiña de Osuna-Écija

Ayer, Juan Palma, Carlos Franco y yo, siguiendo los sabios consejos que siempre me da Manuel Villaécija, hicimos la ruta obligada de cada primavera. La idea era ver aves esteparias, siendo las especies objetivo del día, la avutarda, la ortega y el sisón. La ultima se escapó y no vimos a ningún ejemplar. Llegamos a la zona sobre las 9:30, con el sol ya alto pero con las temperaturas todavía bajas, siendo esto imprescindible para poder hacer observaciones de calidad a distancia. En un campo de habas vimos el primer grupo de hembras a una distancia realmente corta para esta especie.
Aquí vemos que no tienen esas barbas como los machos, bien llamados "barbudos"
Nos desplazamos un poco a ver una ladera cercana y pudimos ver un grupo de 5 enormes machos.
Ya estaban haciendo la rueda y empiezan a lucir sus galas para cautivar a las hembras de la zona.


Todavía las hembras no les hacen mucho caso y están agrupadas en las zonas cercanas.
Las dejamos tranquilitas y nos acercamos a ver los carrizos de un arroyo cercano que todavía estaba activo. En el arroyo vimos a este precioso sapo pintojo. Este no lo había visto nunca y me hizo bastante ilusión.


Después de dejarlo en su arroyito, empezamos a carrilear y nos sorprendió ver 4 alcaudones reales y 4 abubillas, alguna ya cantando a pleno rendimiento. Las calandrias también estuvieron muy bien representadas. Como teníamos que comprar, nos acercamos a la lantejuela y nos pasamos por la laguna del gobierno para ver si estaba abierta. Allí, un par de trabajadoras nos abrieron las puertas y pudimos dar una vuelta por su interior. Estaba la zona muy flojita ya que estaban la mayoría de las aves en la laguna natural que está en el exterior del recinto. Dentro pudimos ver sólo algunos zampullines cuellinegros.


Y cientos de galápagos leprosos.


En el exterior de las balsas de la depuradora pudimos ver malvasías, porrones comunes, patos colorados, ánades frisos, ánades reales, cucharas, zampullines chicos y flamencos


Dejamos la zona y empezamos a carrilear visitando algunos cortijos abandonados. Estas construcciones son importantísimas para que muchas aves como las carracas, mochuelos, lechuzas, cernícalos comunes y primillas puedan criar, ya que tienen multitud de huecos donde anidar.
En uno de los cortijos vimos a un cernícalo anillado donde se le ve una especie de "corbata" que espero que no sea su "trampa" en un futuro.

Nos sorprendió gratamente la cantidad de conejos, perdices y liebres que hay en la zona. Aquí vemos una liebre encamada. lástima de contraluz.

Seguimos carrileando hasta llegar a un campo de habas donde había un grupo de 5 machos y 9 hembras más. Las hembras estaban descansando y sólo se le veían las cabecitas de vez en cuando. Aquí ya la reverberación hacía de las suyas y no se podía tirar ya demasiado de zoom.

Ya era la hora de comer algo y dejar pasar las horas de más calor descansando un poco a la sombra. Cuando la reverberación comenzó a desaparecer, fuimos a una zona donde vimos volar por la mañana en la lejanía varios grupitos de ortegas. Paramos el coche y nos pusimos a esperar. Dimos con ellas de inmediato ya que teníamos a nuestros pies un campo donde había muchas palomas y,en un barrido con el telescopio, Juan Palma cantó la presencia de un grupo. 9 fueron los individuos que había en la zona.


 Aunque fuera un grupo, estaban claramente emparejadas.

Son una de las aves mas bonitas de España. Normalmentese, en esta zona, se suelen ver en vuelo o posadas en un campo pero a gran distancia. Esta ha sido una de las mejores observaciones de este ave que he tenido nunca. Ni que decir tiene que con el telescopio las vimos de lujo, teniendo incluso el sol a la espalda.

Es increible como se camuflan cuando se sientan en el suelo. Esta me costó muchísimo el localizarla sabiendo incluso donde estaba. Menos mal que levanto la cabeza....jeje.

Como ya habíamos localizado a las ortegas y no aspirábamos a verlas mejor, nos fuimos dejándolas alli tranquilitas y partimos a buscar un dormidero de palomas zuritas que pernoctan en unas encinas de una finca militar. Llegamos y vimos en la lejanía unas palomas grises, sin el obispillo blanco ni las marcas de las torcaces, por lo que ya las teníamos allí. El avistamiento no fue todo lo bueno que hubieramos querido ya que cuando nos situamos dejaron ya de llegar y las que llegaban iban muy veloces y se posaban un unas encinas que no estaban a la vista. Ahora bien, la guinda del pastel la puso este zorro que Carlos localizó mientras estábamos esperando a las zuritas en un campo cercano. Estaba marcando el territorio, cazando y campeando. Lo vimos un rato y vimos que tenía un muy buen aspecto. Lástima que ya no había casi luz para hacer alguna foto decente.

Este precioso animal no tiene ningún amigo en el campo y está sometido a una persecución constante e importantísima por el hombre, siendo un placer ver alguno. Hacía ya un par de años que no me topaba con ninguno.
La zona ahora está preciosa aunque muy muy seca estando las lagunas secas o con muy poca agua ya. No quiero ni pensar el verano que esperarán a los habitantes de alli como no llueva. Este mes es el mejor para visitar la zona porque en pocas semanas las temperaturas harán que sea insoportable tanto para la persona como para las observaciones con telescopio. Ahora se puede aprovechar la mayoría de la jornada.
Salud.

Entradas populares