Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Eclipse lunar

Hace unos días, en una de mis noches de insomnio, pude disfrutar de todas las fases del eclipse lunar. Este eclipse también coincidía con la llamada "superluna" que se da cuando la luna esta a no más de un 10% de su punto más cercano a la Tierra en el recorrido de su órbita. Entre las 2:00 y las 5:20 aprox tuvo lugar este fenómeno. A medida que la luz iba disminuyendo, la calidad de mis fotos iban empeorando ya que sufría mucho mi cámara bridge y tenía problemas de enfoque, aunque realmente no le puedo pedir más y tuve mucha suerte porque, en la última fase, cuando ya no reconocía ningún objeto que enfocar porque realmente no había nada de luz, daba error y enfocaba por defecto al infinito, por lo que se quedaba enfocado lo que realmente yo deseaba. jeje. En primer lugar comenzamos por la luna antes del comenzar el eclipse.
El eclipse ocurre cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, generando un cono de sombra que oscurece a la luna. Para que suceda un eclipse, los tres cuerpos celestes, la Tierra, el Sol y la Luna, deben estar exactamente alineados o muy cerca de estarlo, de tal modo que la Tierra bloquee los rayos solares que llegan al satélite; por eso, los eclipses lunares solo pueden ocurrir en la fase deluna llena.
Aquí lo vemos cuando la sombra empieza a llegar al satélite.
Aquí cuando ya pasa de la mitad. Todavía no se le aprecia el color rojizo que caracteriza este eclipse.
Aquí lo vemos justo antes de completarse. Ya sí se distingue ese color rojizo.
Y he aquí la luna eclipsada totalmente por la Tierra. El tono rojizo de la Luna se debe a la refracción de la luz solar en las partículas de polvo presentes en la atmósfera. La verdad es que impresiona ver la luna con ese color como si fuera un satélite o planeta diferente. Estamos acostumbrados a verla con un color parecido cuando sale por el horizonte al atardecer, pero verla con este color en lo más alto del cielo y en una noche cerrada, te da la sensació que no es la luna. jeje.
Por último, pongo un esquema donde se puede ver como se produce un eclpise lunar para que todos sepamos como es. (wikipedia)

Espero que os haya parecido tan curioso como a mi. ;)
Cámara lumix FZ72 con trípode. Usé el temporizador ya que no dispone de disparador remoto y de esta forma damos tiempo a que se pare la cámara del pequeño movimiento provocado al pulsar el disparador con el dedo.
Salud.

sábado, 26 de septiembre de 2015

Ruta nocturna-diurna por la Sauceda

Ya hacía tiempo que quería hacer una ruta nocturna por la sierra y la berrea del ciervo ha sido lo que determinado que me decidiera a hacerla ahora. La ruta ha sido por el carril que rodea el área recreativa de la sauceda y que no pasa por la zona de las cabañas.
 Es una ruta de más de 13 km y un desnivel de casi 400m. En la ruta no es posible perderse ya que es un carril perfectamente delimitado. La ruta es muy cómoda y es circular, por lo que siempre es un paisaje nuevo el que ves y eso se agradece.


Salimos de Puerto Real a las 5:30 y hemos tenido la suerte de ver junto al área recreativa del Picaho una gineta y luego, unos 100m antes del aparcamiento de la sauceda, hemos vuelto a ver otra. Ésta incluso a placer ya que permaneció varios segundos en la carretera, a escasos 10m de distancia y perfectamente iluminada con las luces del coche. Se subió a un quitamiedos tranquilamente y se fue. Lástima que la cámara estaba en la mochila en el maletero, pero me da igual porque ha sido la mejor observación de gineta de toda mi vida. ;)
Llegamos al aparcamiento con la noche cerrada y el cielo parecía que se nos caía encima de la de estrellas que tenía. Estaba increiblemente estrellado y se veía a la perfección la vía lactea. Comenzamos a andar a las 7:00 entre los berridos de los ciervos. Algunos estaban realmente cerca. El primer tramo lo hicimos con los frontales y es una sensación que me encanta. En ese tramo nocturno vimos 1 macho de ciervo y 2 hembras. A la media hora empezó a clarear el horizonte y comenzamos a ver más y más hasta que ya pudimos quitarnos el frontal. Comenzamos a ver algunos ciervos entre los arbustos pero no había suficiente luz para foto alguna. Cuando menos lo esperaba, vi en la penunbra un animal y me sorprendí al ver que era un corzo.
Esto es un fotograma del video que le hice y que os pongo aquí abajo.


Encontrarse con este pequeño duende del bosque es siempre un placer y más si hace tiempo que no te encuentras con uno. Seguimos andando y vimos el último de los cérvidos que habita en los alcornocales y que nos faltaba por ver. Una pareja de gamos, hembra y cría, pastaban en un prado y salieron corriendo a la espesura. Luego vimos 3 más. Es la primera vez que veo los 3 en una salida al campo.

Aquí otro fotograma del video que les hice y que también pongo aquí abajo.

El Sol ya estaba iluminando las zonas más altas de las montañas.
Esta parte estaba más abierta pero en pocos metros ya empezaba otra vez la espesura.
El campo está muy seco y realmente necesita que empiece a llover pero todavía había lugares en la umbría donde los helechos están bastante bien.

Al tener menos campo de visión por la frondosidad del bosque era más difícil ver algún animal, pero un una curva sorprendimos a esta cierva.
Y después de este encuentro llegamos a la parte más alta de la ruta, desde donde se tenían unas vistas muy chulas del parque.
Hicimos una parada para tomar algo de fruta y descansar un poco en la sombrita.
La bajada en esta parte es más pronunciada y en poco tiempo llegamo a la laguna del moral. Comprobamos que estaba totalmente seca.
Salimos a una zona más abierta y el calor empezaba a apretar un poco.
De aquí al coche ya hay poco. En definitiva, una ruta algo larga, pero sencilla y entretenida.
Salud

martes, 22 de septiembre de 2015

Una semana por el norte español

Buenos días. Ya he realizado un par de entradas específicas de los 2 momentos más espectaculares de este viajecillo, pero la crónica del mismo no la había redactado como tal.
La idea princial del viaje era ver al lobo. Para eso teníamos varias posibilidades. Ir a Riaño y contratar los servicios de wild watching, ir a Riaño y hacer las esperas por donde pudieramos, ir a la sierra de la culebra por libre al famoso carril junto a la vía del tren o ir a la culebra y contratar la salida con alguna empresa de allí. Valorando el dinero, que es el que hay, hicimos cuentas mi novia y yo, y decidimos ir a los más seguro posible, recortando gastos en otros asuntos del viaje. Decidimos contratar una salida con la empresa en Riaño y en función de lo que fuera surgiendo ir modificando el viaje.
Llegamos a medio día a Boca de Huérgano donde nos alojaríamos. Como era temprano, decidimos subir al puerto de San Glorio, frontera entre León y Cantabria, donde me aseguraron que las vistas de los Picos de Europa eran impresionantes. No les faltaba razón.
Allí pasamos un par de horas almorzando y observando cada collado y pico cercano por si nos deparaba alguna sorpresa. No fue así porque en las cumbres cercanas había mucho senderista, por lo que cualquier animal habría salido corriendo horas antes, aunque las vistas merecen mucho la pena y es suficiente motivo para visitarlo.
De aves, lo único destacable fue ver una pareja de alimoches.
Regresamos a la zona del hostal y dimos la primera vuelta al atardecer para ver si teniamos la suerte de nuestro lado y conseguíamos ver algún gato montés. Ni que decir tiene que la tuvimos durante el dia y medio siguiente, aunque la tempeatura era realmente fría. jeje.
 Podeis ver en las entradas anteriores el monográfico del gato montés. Estuvimos 1 día medio con ellos y estuvo genial.
El pueblo es atravesado por un río donde pudimos ver una pareja de mirlo acuático, aunque no le dediqué demasiado tiempo, le pude hacer esta foto testimonial.

Llegó el día que teníamos reservado para ver al lobo con wild watching y no tuvimos suerte. Hicimos 2 esperas por la mañana y otra por la tarde pero no aparecieron. Fue una pena y nos fuimos con algo de pena porque teníamos muchas esperanzas en ver al lobo en libertad y ni pagando lo habíamos conseguido. Aunque no los vieramos, he de decir, que la empresa se portó realmente bien e hizo todo lo posible para que lo viera. Viendo como está la situación allí, lo primero es el lobo y hay que ser cauteloso a la hora de ir a verlos ya que, en Riaño, no hay que tener cuidado con los cazadores, sino con los agentes forestales, que son los encargados de matar 25 lobos este año, por lo que no pudimos ir a manadas que tenían controladas y eran accesibles por no delatar la ubicación de la misma y que la aniquilaran. En fin, en la entrada específica lo expongo más ampliamente. Como ya habíamos visto el gato montés a placer y no tuvimos suerte con el lobo, decidimos ir a visitar la zona de Posada de Valdeón y hacer la ruta circular hasta el hostal.
 Allí vi el único ejemplar de escribano cerillo, ave que nunca había visto hasta ese momento.
A la mañana siguiente hicimos la tercera espera para el lobo y seguimos sin suerte, por lo que decidimos ir a  la zona de Somiedo a probar con el oso. Llegamos a la hora de almorzar y fuimos a Perlunes. Un lugar impresionante donde los avistamientos se hacen realmente cerca debido a las estrechas gargantas que hay que cruzar para llegar a él. Aquí vemos el pueblo de Aguino, increible pueblecito entre preciosas montañas.
Llegamos a la zona de avistamiento de Perlunes, pero no había nada de frutos en los árboles.
Debido a la ola de calor, los frutos habían madurado hacía tiempo y los osos estaban ya entre los árboles y no se veían. De regreso a Villablino, paramos una hora en el mirador de La Peral, pero las nubes bajaron y decidimos ir al camping a descansar. A la mañana siguiente fuimos a Fonos de Vega, al observatorio del Oso, donde, en días anteriores, se había visto a una osa con su cría, pero cuando llegamos, nos comentaron que hacía varios días que no pasaban por allí. Lo que sí vimos fue una ardilla y varios rebecos.
Viendo que la empresa del oso se presentaba dicícil porque no había noticias de ningún oso "accesible" decidimos ir a cangas de Narcea a hacer lo mejor que puedes hacer en Asturias. Un paseo por sus calles y su puente colgante.

Y comerte una pedazo de Fabada en la Sidrería Narcea. Oleeeee. 3 platos y sobro en la olla.... Ayy omá que bien se come en Asturiassssss.
Allí decidimos que la última bala la gastaríamos en la Sierra de la Culebra, esta vez sin contratar nada y probar suerte en el lugar que varios amigos de diferentes puntos de España nos habían indicado. Fuimos al camping a recoger las cosas, descansamos un poco de la comilona y nos fuimos dirección Zamora. Por el camino paramos en Astorga donde pudimos ver la preciosa entrada de su catedral.

Y su muralla.
Salimos de allí ya con direccíon firme a Villardeciervos, donde nos alojaríamos. Por el camino vimos bastantes ejemplares de cornejas.
Justo antes de llegar al pueblo, se nos cruzó el hermano pequeño del que íbamos buscando. El zorro.
Como llegamos  antes del anochecer, nos dio tiempo a ir al lugar para reconocerlo y poder estar al amanecer del día siguiente. Descansamos y antes que que clareara el día ya estábamos allí preparados. Destaco la presencia de un par de chotacabras grises que levanté con el coche por el carril y que nunca antes había visto. Pasó la mañana sin pena ni gloria, con varios ciervos y 3 jabalies. Cuando calentó el sol, decidimos ir a conocer Zamora para volver luego para hacer la espera la atardecer. Paseamos por sus calles y visitamos su catedral.
Es impresionante la colección de tapices que tiene en su interior. Nunca había visto algo así y por lo que me comentaron, son de lo mejor del mundo.
También había una caja fuerte que me encantó, con un mecanismo increible para la fecha.
Salimos de la catedral y visitamos la zona del río. Es una zona preciosa que bien merece un paseo, con sus represas, molinos y puente.
Después de comer el típico arroz y pote zamorano, nos dirigimos a hacer la última espera de tarde que teníamos, ya que a la mañana siguiente regresaríamos a Puerto Real. A las 18:00 estábamos en el carril preparados. Pasaba el tiempo y seríamos ya unas 20 personas allí. Menchu, que ya esaba un poco harta de buscar tantos días, se puso a leer. Como había llegado un grupo de Aherca, me fui a hablar con ellos para decirles que si veían algo que por favor, nos lo comunicasen, a lo que no pusieron ninguna pega. Mientras hablaba con ellos, mi novia leía, en un momento ella levanto la cabeza y vio dos puntitos moverse, cogió los prismático y pensó ay omáaa, cogió el telescopio, lo confirmó y salío a buscarme.Yo, que estaba hablando, veo a mi novía con la cara desencajada y viniendo hacia mi haciendo aspavientos y llamandome sin chillar, yo me quede algo en shok porque sabía lo que eso significaba. Me dijo, lobo, lobo, lobo, en "lo amarillo" en " lo amarillo" 
Son muchos años y nos entendemos bien, por lo que enfoque a la zona sin cultivar que se ve en la derecha y vi, por fín, a una pareja de lobos ibéricos con pelaje de verano cruzando ese rectángulo. Mientras los veía la pierna no me paraba de temblar. La distancia estaría entorno al km de distancia, pero lo suficiente para que con el telescopio le pudiera ver como trotaban, escarbaban en la tierra y lo mejor, su cara, esa cara oscura, salvaje, perseguida, temida, amada y libre.  
Se que la fotografía no os parecerá gran cosa, que muchos lo habreis visto más cerca o cualquier otro argumento que me querais dar pero son 2 lobos. Nuestros 2 pirmeros lobos ibéricos en total libertad.
Podía haber sacado una mejor foto, si, pero no lo hubiera disfrutado como lo disfrute y me estaría arrepintiendo ahora mismo. No podia perder tiempo en nada. La hice tal cual, luego un video de 3 seg. 

Y de cabeza al telescopio que es donde realmente disfrute de estos animales. Esta es la cara a la que me refiero. Es imposible de olvidar. Fotograma de un documental de Félix.
Yo no cabía en mi de felicidad y lo volví a a ver otra vez entre unos arbustos un par de segundos y desaparecieron. Yo ya estaba eufórico, pletórico y no paraba de hablar, de abrazarme a mi novia de reir. Realmente creí que no los conseguiría ver y era algo que me hacía especial ilusión desde hace muuuchos años.  Yo creo que esta fotografía lo dice todo.
Cuando se fue el sol, volvimos al hostal, descansamos y a la mañana siguiente volví un rato, una última esperita antes de partir hacia el sur, ese sur donde esta extinto ecológicamente hablando desde hace años, aunque se empeñen en decir que todavía quedan. Seguramente quedará alguno, pero será una reliquia que no irá a ningún lado.... En el sur ya no tienen solución sin la reintroducción.... pero quien es el guapo que reintroduce lobos en fincas de caza mayor..... En fin, este es otro tema.
En esta espera no tuve suerte, pero que más da, lo habíamos visto, por fin lo habíamos conseguido y  se me saltaron incluso las lágrimas. El camino de regreso lo hicimos felices, valorando y recordando todo lo que habíamos vivido y aprendido en esta semana. Un viaje donde el lobo era el principal objetivo, que se hizo esperar hasta la última tarde como las buenas historias y que ha servido tambien para conocer a gente encantadora, visitar preciosos lugares y conocer realmente la problemática del lobo sin la falta de perspectiva que da la distancia. 
Un gran abrazo a todos con los que me he encontrado en este viaje.
Y no, no podía despedir esta entrada sin una de las frases reivindicativas más famosas y que más han marcado mi vida. 

"Para que en las noches españolas se sigan escuchando los hermosos aullidos del lobo". 
Félix Rodríguez de la Fuente
Salud.




sábado, 19 de septiembre de 2015

Migración en el estrecho 19-9-15

Este sábado, Juan Palma y yo, nos fuimos al estrecho a pasar la mañana con Joaquín Mazón que llevaba ya unos días por la zona de pajareo. De paso, veríamos también como estaba la migracíón comprobando que anda realmente bien con observaciones muy interesantes de alcotanes, buitres moteados, alimoches, calzadas, peregrinos, cernícalos, cigüeñas negras, etc.
Como no podía ser de otra forma, muchos pajareros nos reencontramos y conocemos en estos lugares, sirviendo de punto de encuentro año tras año.Por allí apareció Jesús Díez, conocí a Salva, volví a ver a Joaquín Mazón y también a otro Joaquín que esta vez vino con su hija Clara. La princesa más guapa del estrecho, con la que pasamos la mañana y demostró ser una gran pajarera.
Aquí vemos la foto del grupo. De izquierda a derecha: Juan Palma, Salva, Joaquín Mazón, Jose Juan Díaz (yo), Joaquín y su hija Clara.
Salud y seguid pajareandooooooo

jueves, 17 de septiembre de 2015

Gato montés. El auténtico fantasma de la espesura.

En esta ocasión subo una entrada que me hace también especial ilusión ya que siempre es grato ver una especie por primera vez y más aún, si esta especie puede ser uno de los carnívoros menos conocidos de Europa.

En teoría, y digo en teoría, estos felinos están representados por toda España, pero son realmente difíciles de localizar.
Dicen que esta preciosidad tiene el problema que, en determinadas ocasiones, se hibrida con el gato doméstico y salen los llamados "gatos cimarrones"
Algunos autores dicen que son pocas las zonas donde se pueden encontrar ya ejemplares de gato montés puro siendo la zona de picos de Euopa donde estan los más puros. Otros dicen que no se hibridan tanto como se creía y que si se diera el caso, sería algo excepcional. Otros hablan de que la mayoría tienen algo de carga "genética" del doméstico, etc, etc. Sinceramente, creo que cuando ni los propios investigadores se ponen de acuerdo y los estudios se contradicen unos a otros, no hay que darle más importancia de la que uno le quiera dar. Por este mismo motivo, me ceñiré a las características morfológicas clásicas para diferenciarlos y, para mi, lo 4 que he visto, son puros.
  Estas diferencias de opinión sólo reflejan el desconocimiento tan grande que tenemos de esta especie, donde no hay censos ni estudios recientes, al menos que yo haya encontrado.
En esta fotografía se aprecia perfectamente como le está empezando a salir el pelo de invierno.

Se dice que su comportamiento es básicamente nocturno y crepuscular.
Cuando tienen crías, que era el caso de uno de los que vimos, suelen verse a horas mas tardías. Aquí vemos a esta hembra a 29ºC y a las 16:00 de la tarde. La pobre tenía la boca abierta del calor. La foto no es tan buena debido a la distancia y reverberación. Lo de las crías no es que la vieramos, sino que los que le están haciendo el seguimiento a esta zona nos lo comentaron.


El lugar donde los he visto siempre ha seguido el mismo patrón. Una praderita de montaña junto a un riachuelo y con masa forestal cerca donde esconderse.
Al estar esas praderas junto a carreteras, los gatos soportan bien el paso de los coches, pero en el momento en el que un coche aminoraba o paraba, salían corriendo a la parte opuesta del prado. Algunos eran más esquivos que otros y el zoom de mi cámara se ha portado de maravilla.
No paraban de controlar todos los movimientos que había en sus alrededores, tanto en la carretera como en el suelo. Siempre estaban atentos a todo.
Hemos disfrutado muchísimo ya que lo hemos visto haciendo de todo. Cazando.
 Rascarse placenteramente.
Irse de la zona como felino que es, pegado al suelo para pasar desapercibido. En esta fotografía podemos verle esa maravillosa cola ancha.
O simplemente quedarse sentadito a la espera de oir algo en el suelo.
En el sieguiente video podeis ver algo que si creo que es muy difíl de ver. Mientras grababa a este ejemplar en las últimas horas de la tarde, por detrás, aparce otro ejemplar. Esto hace pensar la densidad tan altas de micormamíferos que hay en la zona.
Aunque el viaje lo hemos realizado en la segunda semana de septiembre, la temperatura el la zona era realmente baja. En la foto aparece -1ºC, pero llegamos a estar a -2ºC

Y en esta última fotografía, lo vemos con las primeras luces del alba con toda la vegetación congelada todavía.
 Para terminar con la zona de Riaño, os pongo este video de un intento fallido de caza.

Días más tardes, mientras andábamos buscando algún oso por la zona de Perlunes, que por cierto, es una maravilla, nos topamos con otro en otra praderita junto al río.
Vemos como este ejemplar, al encontrarse a más altitud, en Perlunes, tiene ya la muda del pelo invernal más avanzado que los otros individuos.
Podía haber realizado un resumen de las características y diferencias del gato montes, pero como realmente hay un blog donde lo explican a la perfección, os remito a él para que lo podais leer y aprender.

http://gatomontescantabrico.blogspot.com.es/

Todas las fotos están realizadas desde la carretera sin entrar en las praderas y, la mayoría, desde el interior del coche con la cámara apoyada en un saco de arroz. No hay más que ver que los animales se muestran relajados y actuando con total normalidad
Salud



Entradas populares