Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

lunes, 23 de noviembre de 2015

Buscando invernantes en Grazalema

La semana pasada, Rafael García y yo, dimos una vuelta por la Sierra de Grazalema a intentar fotografiar al picogordo. Cierto es que vimos uno pero la luz y la distancia no era la más indicada para conseguirlo. Vimos collalba negra, piquituerto, picogordo, escribano soteño, gorrión chillon, alcaudón real y demás aves forestales residentes. En cuanto a los invernantes, tuvimos la suerte de poder ver un bando de, al menos, 4 pinzones reales.
Estaban acompañados por un grupo de pinzones comunes en un campo recien arado.
Otro de los invernantes que nos hemos encontrado ha sido el lúgano, siendo este año muy abundante por cualquier lugar de la sierra.
Las teorías populares dicen que vienen cada 7 años. Esto no tiene ninguna base científica pero si es cierto que sus números fluctuan mucho de un año a otro. Aquí vemos a un macho en un pinsapo.
Subimos al pico de coros y pudimos ver un acentor alpino.
Era muy nervioso y nos costó hacerle alguna foto enfocada.
En la cima también vimos varios ejemplares de totovía.
 Por último, vimos varios ejemplares de reyezuelos listados en los pinsapos.
Es una especie que es muy nerviosa y no había conseguido antes fotografías como estas.

Y otra más.
Vimos varios mirlos capiblancos aunque no me dio tiempo hacerle ninguna foografía. De mamíferos vimos varias cabras montesas.
Salud.

domingo, 22 de noviembre de 2015

Ruta de los refugios por la Sierra de Libar.

El viernes 20, Felipe Nold y un servidor, hemos visitado los 2 refugios que hay en los navazos de la Sierra de Libar. Una ruta medianamente fácil, cricular y que te permite conocer uno de esos rincones que son muy poco visitados por los senderistas habituales. Aquí estamos Felipe (dcha) y yo.
Comenzamos por la pista que llega descendicendo brúscamente hacia los llanos del Republicano.

 En una encina nos encontramos con un impresionante nido de avispones.
 Es increible lo grandes que son. Daba respeto acercarse, pero viendo que pasaban literalmente de nosotros, me acerqué, con cautela y sin movimientos bruscos y las puede ver a la perfección. Luego he buscado información y resulta que no son tan agresivas como las avispas o abejas y su picadura es muy parecida, por lo que su tamaño no es determinante para ternerle tanto miedo.
Aquí vemos en el fondo su nido. si quereis más información de ellos podeis entrar aquí.
 http://www.hornissenschutz.de/spanish1.htm

Llegamos a los Llanos del Republicano.
 Y fuimos dirección este.

Lo cruzamos y comenzamos a subir por el sendero que va al puerto del correo.
 Vamos ganando altura rápidamente y las vistas se van poniendo interesante.

Llegamos al primero de los navazos. Aquí tenemos el primer refugio restaurado.
 En la misma edificación tiene un precioso aljibe que se nutre de las lluvias de la zona. Me ha encantado, la verdad. Tiene una bomba de mano que no funciona, pero tiene un cubo y una cuerda con el que se puede sacar agua sin ningún tipo de problemas. En lo de poder beberla..... pues creo que es imprescindible el uso de pastillas potabilizadoras por si acaso.
 Vemos en el interior las entradas de agua del tejado.
 En esta otra foto vemos las canalizaciones del tejado.
 Casa del puerto de correos.

El interior del refugio está impecable. Se debe de haber restaurado recientemente y es una preciosidad. Lo único mlao es el suelo que el empedrado es muy gordo y dormir alli sin un buen aislante puede ser bastante incómodo, pero si te pilla la noche, ese lugar será un hotel de 5 estrellas.
 Otra vista del interior. Como veis, el estado es impecable y no hay basura. POR FAVORRRRR, si lo usais o pasais por allí, llevaos la basura que genereis.

Como buen refugio, debe tener siempre alguna provisión. Vemos como hay azucar y agua. Yo he dejado una barrita energética por si acaso. Lástima que no tuviera mechero, porque también es imprescindible que tenga uno. Espero que el sentido común de los visitantes no use estas cosas si no le son realmente necesarios. Si podeis, id aportando cosas si pasais por alli.


 Seguimos un sendero que entre encinas dirección Sur.
Encontramos una letrina de tejón.
 Como vemos, este rinconcillo es precioso.
El suelo estaba lleno de bellotas. La de la derecha es dulce..... como las mejores castañas.jeje.
 Pasamos una angarilla y bajamos a un prado donde hay otro refugio.

 Llegamos  a un prado donde se encuentra el "refugio de los pinsapos" del que desconozco el nombre.
Este refugio es más grande, tiene su propio aljibe, horno, chimenea y recinto amurallado rodeado de Pinsapos de un porte importante. Desconozco como poder usarlos y, si es necesario, donde pedir permiso para utilizarlos. Si alguien sabe algo rogaría que lo indicara en los comentarios.

Detalle de la chimenea.

Seguimos el sendero dirección Oeste por una colada bien marcada.
El sendero se empina y zigzaguea hasta llegar a los llanos.
Y desde allí nos dirigimos al punto de partida.

Subimos la pendiente ya con pocas ganas. jeje.


En la pista de regreso vimos varias setas. Parece que alguien la puso para una foto porque me la encontré ya así. jeje
 En el tramo entre Grazalema y Benamahoma vimos a este macho de cabra montes.
  Puede ser el más grande que he visto por estas sierras.
Por último, tenemos un perfil aproximado de la ruta. Soy de la vieja escuela y este perfil está hecho con mapa y curvas de nivel, nada de GPS. jeje.
En definitiva, una ruta que esta bien y nos descubre una zona que no se suele visitar.
Por último, repetir que desconozco como poder usar los refugios y donde pedir permiso para ello. Si me podeis orientar un poco os lo agradecería.
Salud

lunes, 16 de noviembre de 2015

Subida al Picacho

Este domingo nos levantamos temprano y nos fuimos a subir una de las cimas más conocidas y concurridas de la provincia. Este itinerario es corto pero tiene algunas cuestas que puede hacer que alguno que no esté acostumbrado a andar se de la vuelta.(Mapa y gráfica sacados de la pagina web de la Junta de Andalucía)
En la siguiente gráfica podeis ver tanto el desnivel como la longitud del recorrido.
Comenzamos a andar y nos topamos casi de inmediato con la laguna del picacho, zona de especial protección para lo anfibios donde tenemos que extremar las precauciones si vamos con niños o perros.
Un poco más adelante y siempre en subida suave, nos topamos con un horno de leña. A su lado se ha reconstruido la vivienda pero se encuentra destrozada..... una lástima.

Seguimos el sendero y nos topamos con la realidad de nuestra sierra. Una malla cinegética de 3 metros..... qué alegría dar caminar por andalucía......modo ironía ON.
Seguimos el camino, cruzamos un carril asfaltado y justo en el otro lado sigue el sendero hacia el picacho. Poco a poco vamos ganando altura entre alcornoques.
De vez en cuando salimos a algún prado donde se ve nuestro destino.
Y seguimos caminando hasta que el sendero llega a un arroyo y gira brúscamente al norte. Es ahí donde comienza la parte más dura del camino. Ya tenemos el picacho a nuestra izquierda y hay que subir por la empinada ladera.

A media subida tenemos un mirador donde poder hacernos la fotito de rigor y contemplar las vistas.
La garganta por la que andamos está repleta de madroños y tiene pinos de repoblación mezclados con alcornoques en la parte más alta y empinada.
Llegamos al collado giraremos a la izquierda para acometer la ultima subida, que suele hacerse larga porque parece que estás ya ahí, pero todavía queda un cuartito de hora de subida. Al sur tenemos la pared inclinada que caracteriza esta cumbre.
Seguimos los indicativos y nos llevan sin dificultad a la cima. El último tramo tiene algún punto donde deberemos poner las manos para evitar sustos.

Desde la cima tenemos una panorámica impresionante de la sierra y sus pueblos.
Si le damos al zoom podemos ver de donde venimos.
Nos hemos encontrado con algunas setas como estas 2.

Y también con esto debajo de una roca. Pongo esta foto porque hemos visto muchísimas personas con niños pequeños y perros.  Si dan con alguno de estos animalillos y les da por tocarlo les puede jugar una mala pasada.

En definitiva, una ruta bonita, corta y con un desnivel que sirve para que los no iniciados se hagan una fiel idea de lo que es ir al monte. Esta ruta es perfecta para darte cuenta si te gusta o no el senderismo.
Salud.

Entradas populares