Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

miércoles, 15 de junio de 2016

Barranco de San Juan-Vereda de la Estrella. Sierra Nevada.

El pasado fin de semana lo pasé en Granada mezclando visitas culturales (parque de las ciencias, Alhambra, Albaicín, Sacromonte y las famosas tapas) con una ruta por la sierra. El sábado por la mañana decidimos hacer una de las rutas impresncidibles de Sierra Nevada. Desde aquí quiero dar mi más sincero agradecimiento a Jorge Garzón y Jesús Díez por sus consejos.
Normalmente la ruta se suele hacer hasta la "cueva secreta" pero nosotros nos quedamos en el río Guarnón. El recorrido ha sido lineal, de unos 18,6 km ida y vuelta, unos 300m de desnivel y en el que invertimos unas 5 horas.
El itinerario para llegar al comienzo de la ruta es bastante sencillo. Desde Granada vamos dirección Sierra Nevada, cruzamos el tunel y giramos como siempre a la derecha. A pocos km tendremos que seguir dirección Güejar Sierra y una vez allí, hasta el barranco de San Juan, donde dejaremos el coche junto al restaurante. Los últimos kilometros son por la antigua vía del tren y es muy estrecho, debiendo extremar las precauciones si nos encontramos con un coche en sentido contrario.
Comenzamos la ruta atravesando el puente que cruza el Genil.
Empezamos a subir desde el primer momento por un camino bien marcado y sin posibilidad de pérdida.
Siempre vamos paralelo al Genil, pasando por un precioso bosque de robles. Cruzaremos el arroyo de los muertos y el de cabañas viejas. comprobamos como el sendero va por la zona más protegida del sol y de ahí su frondosidad.

 A los 45 min aprox llegaremos al "abuelo" un castaño centerario y  catalogado como árbol singular. 
 En el camino vi muchísimas flores, aunque sólo pude ver esta orquidea.
Llegaremos a un cruce donde se puede elegir en seguir hasta la cueva secreta o bajar al Genil y subir por el duro sendero de los presidiarios hasta Peña Partida. Ese sendero se denomina así porque se usaba para llevar a los presidiarios destinados a galeras desde Granada hasta Almería.... Nosotros seguimos dirección cueva secreta.
Poco a poco vamos saliendo del robledal y el sendero se hace más espectacular.

Vamos girando al sur hasta que nos encontramos frente a la cara norte de la montaña más alta de la península.
Poco a poco se va abriendo el valle y nos topamos con un paisaje precioso donde tenemos la cordillera más alta de España delante nuestra.
 La montaña del centro es el Mulhacén. La leyenda cuenta que el rey Muley Hacem ,padre de Boabdil, último rey nazarí de Granada, es enterrado en la cima de mayor altura de la Península, que pasa a tomar su nombre.
   ... Cuando la luna llena inunda Xolair Atzalg y la magia de la noche se hace palpable, un cortejo funebre recorre sus cimas más altas. Guerreros con cimitarras conducen al noble caudillo a su última morada. Antorchas inundan la noche, van buscando el reposo del noble guerrero ,MULEY HACEN, honor a tu reino de Granada, y desde la más alta cima del mismo, te ries de los reyes cristianos.
Xolair Atzalg es un topónimo mozárabe arabizado que significa "monte del sol" y que hoy la conocemos como Sierra Nevada.
Seguimos caminando y llegaremos a las minas abandonadas de la Estrella.
 
 Junto a las ruinas de las casas está la entrada de una de ellas y puedes entrar bastantes metros en su interior, con linternas y extremando las precauciones, evidentemente.

 Salimos y seguimos caminando dirección al cortijo de la estrella. Por el camino, que ahora asciende un poco más, nos encontramos con muchísimas mariposas y con muchas Nemóptera bipennis (que no es una mariposa. Es el paso evolutivo entre libélula-mariposa).Esta en concreto nunca la había visto y me hizo mucha ilusión. Estos valles son de los valles más importantes de la península ibérica para las mariposas.

Al fin llegamos a las casas de la Estrella con el Veleta al fondo.
Las cruzamos y bajamos al final de nuestro recorrido. El río Guarnón, que recoge las aguas del deshielo de la cara norte del Veleta y las lleva al Genil.

Comimos algo y regresamos por el mismo lugar por el que habíamos subido. De regreso se veía mejor el sendero serpenteante que traíamos al subir.
"La caló" empezó a hacer de las suyas y se hicieron algo largos los 7,5 km de regreso.
Pero cuando llegamos al final, metimos los pies en el agua helada del Genil y nos tomamos un par de tapas en el restaurante del comienzo de la ruta. Oleeeeee.
Resumiendo, una preciosa ruta, no demasiado exigente y que cualquier persona con un mínimo de físico y voluntad la puede realizar, por lo menos en parte.
Salud.

Entradas populares