Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

lunes, 17 de junio de 2013

Un Roquero Rojo gaditano. Nuevas fotos.

Uno de los estivales menos frecuente de la provincia gaditana es el Roquero Rojo. Nunca lo había visto en Cádiz y me ha hecho una ilusión tremenda el poder localizarlo.


Durante el paso migratorio podemos localizarlo en cualquier lugar, incluso a nivel del mar.


Los machos comienzan a cantar nada más llegar a su territorio en los meses de abril y mayo cuando todavía las hembras tardarán en llegar por lo menos dos o tres semanas.


Este pajarillo está presente en las zonas mas altas y escarpadas de la provincia durante el periodo reproductor.


La cabeza, cuello, garganta y parte superior de la espalda son de color gris azulado con una mancha blanca en el centro. La cola es de color castaño anaranjado con las dos rectrices centrales de color pardo oscuro, pero la base de ellas, también es de color castaño anaranjado.


 Las alas son de color marrón oscuro con las puntas más claras. Las partes inferiores son anaranjadas, el pico de color pardo oscuro, las patas y pies son parduscos.  


 El nido es construido en el hueco de una pared rocosa, no necesariamente vertical, entre piedras de muros derruidos, bajo la roca de una pradera de montaña con mucha pendiente y raramente en el hueco de un árbol.

Todas las fotografías están realizadas en la Sierra de Grazalema.

Las fotografías están realizadas a primeras horas de la mañana, de ahi la luminosidad de la misma y la posibilidad de sacarle el máximo rendimiento al telescopio y a la compacta.


Aquí lo vemos con algunas larvas para alimentar a su prole.



En la siguiente imagen podemos ver el emplazamiento del nido, que está en la grieta de esta roca. El macho también lo podemos ver en las cercanías controlando todo lo que se movía a su alrededor. El macho iba y venía de forma constante cada 20 minutos aprox. llevando larvas para su prole.


También era curioso ver como expulsaba brutalmente a los Colirrojos Tizones que criaban en las paredes cercanas si se acercaban más de la cuenta al nido.

Aquí os dejo un pequeñísimo videocoping del pajarillo en cuestión.


 Y otro video más de otro ejemplar diferente.


Para que veais lo extraño del avistamiento, os muestro aqui el mapa de distribución en España del ave.


Todas las fotografías están realizadas con digiscoping y sin molestar en absoluto al animal en cuestión, como se aprecia perfectamente al ver como llevaba sin parar alimento a su nido.

Como colofón, vimos a una de las 4 Aguilas Reales que tenemos en la provincia.



Espero que os guste. salud. 



1 comentario:

  1. Unas imágenes realmente preciosas. ¡Qué afortunado!
    Un saludo

    ResponderEliminar

Entradas populares