Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

sábado, 19 de abril de 2014

Un par de dias en Guadalcanal y en la Serena.

Esta semana santa he pasado 3 dias invitado por Rafael Suarez a su casa de Campillo de Llerena. Como está a mitad de camino de la Serena y de la sierra norte y son 2 de las zonas más punteras para ver aves, hemos visitado un día cada zona pasándolo genial y viendo de todo.


Normalmente, todas las zonas realmente buenas para la reproducción de grandes rapaces tienen la misma descripción. Una zona montañosa donde crían y junto a ellas, una perillanura donde cazan (águilas) o comen (buitres). En esta fotografía podemos ver perfectamente lo que os digo. A la derecha está Sierra Morena y a la izquierda la perillanura de la zona sur de Badajoz. Fotografía realizada desde la alcazaba de Reina.


Es increible la de rapaces que se pueden ver en esa zona. El sendero al que me refiero es que el aparece en el, más que recomendable, libro de Rafael Romero para ver aves en la sierra morena sevillana y que lo denomina muy acertadamente "El rincón de las águilas".


Las águilas imperiales inmaduras se ven muy facilmente, contando hasta 6 ejemplares diferentes. Algunas iban en pareja y se veía como jugueteaban entre ellas haciendo picados, enganchandose por las garras, etc. Un espectáculo vamos.


Las águilas reales también están muy bien representadas viendo 4 ejemplares diferentes. Una conversación con los guardas de las fincas aledañas me sirvió para saber que las reales de la zona crían en árboles, cosa poco común.


Hay varias ganaderías en la zona y, si tienes suerte, puedes dar con alguna carroñada y ver como se pelean los leonados y lo negros por la carroña. Todo un espectáculo.


Una de las mejores cosas que se pueden hacer, cuando el calor aprieta, es sentarte debajo de alguna de las pocas sombras que ofrece el lugar y esperar a que te pasen por encima. A las ya mencionadas imperiales, reales, leonados y negros, pude ver alimoches, milanos negros y reales, ratoneros, cernícalos, laguneros y cenizos.


La zona de la ermita es genial para tomar algo y descansar a la sombra también ya que hay un precioso río que refresca mucho la zona. Si teneis suerte podeis coincidir con alguien que vaya a verla por dentro y entrar también. La verdad es que no me la esperaba asi.


Como no todos son rapaces, algunos de los pequeños también se dejan ver con mucha facilidad, como esta cogujada comun-montesina (no estoy seguro)


Si teneis suerte podreis ver alguna imperial como este damero en algún arbolito seco.


El pico y las garras que tiene esta rapaz son impresionantes. Nunca dejará de impactarme.


Al otro día fuimos a la Serena a ver esteparias. La reina de la jornada fue, sin duda, el Sisón.


Vimos varios ejemplares y, como siempre, se mostraron muy esquivos. Este en concreto se quedó más cerca de lo normal y empezó a cantar. Nunca había tenido la oportunidad de verlo tan cerca y, sinceramente, creo que será muy dificil que se repita.


Poco a poco se fue apartando del carril con esa postura tan peculiar que lo hace practicamente invisible al andar por el pasto


También tuvimos la suerte de que, mientras hacía esta foto, otra pareja de sisones nos pasaron por encima del coche a menos de 3 metros de altura, escuchando perfectamente el "siseo" al volar que le da nombre.


 Ese día tuvimos 37 graditos de nada, estando los lagartos más activo de lo normal.

Algunos estaban en el mismo carril y le pude hacer este primer plano que a mi, particularmente, me encanta.


Las collabas rubias y grises estaban muy bien representadas en la zona, estando en sus roccas reclamando.


Vimos más de 15 gangas ibéricas y 3 ortegas. Comprobamos también como las avutardas todavía estaban con comprtamiento de celo.


A media tarde, tuvimos la posibilidad de ver a 4 indivíduos de Carraca también con comportamiento de celo haciendo picados como una rapaz. Es un ave que cada vez es más escasa y verla es todo un lujo.


Vimos varios mochuelitos en sus montoncitos de piedras. Siempre que los veo me alegro porque tambien lo están pasando regular en estos momentos.


Aquí podemos ver la estepa de la serena al 100%. Es una zona donde no ha intervenido el hombre durante mucho tiempo y le da ese toque salvaje que solo se aprecia cuando vas por sus carriles.


Luego fuimos a una mina que queda al oeste de la serena y pudimos ver chovas piquirrojas, abejarucos y un par de críalos.


Esta mina tiene un pasado muy oscuro y con historias para no dormir ya que junto a ella estaba el campo de concentración de Castuera y, segun varios testigos de la época, se usaban lo pozos para matar y/o enterrar a los prisioneros que en él estaban encerrados. 12000 personas pasaron por aquel campo de concentración. Terrorífico lugar sin duda.


En las 2 salidas pudimos ver también sendas cigüeñas negras, otra de mis aves prefereidas. Un cuco tambien hizo acto de presencia, haciendo de lo más completo el viaje. De mamíferos pude ver un par de meloncillos y 1 ciervo.

Sin dudarlo, iria por la zona cada vez que pudiera.
Todas las fotos están realizadas con la nueva FZ72 de panasonic.
Salud.

3 comentarios:

  1. Vaya colección de fotos guapas..

    ResponderEliminar
  2. Finde de lujo, por lo que veo. Qué bien se te dio. La foto más original -por poco vista. es la del interior del Santuario de Guaditoca, sin duda.

    No me extraña que te llame la atención el pico de ese damero, es enorme! Eso,unido a las grandes manos que gasta, me hacen pensar que se trata de una hembra.

    Un saludo

    PD: para otros lectores, el resumen de de la ruta ornitológica que menciona José Juan podéis encotrarla aquí: http://avesdesierramorena.sierramorena.com/?page_id=1515

    ResponderEliminar

Entradas populares