Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

martes, 22 de septiembre de 2015

Una semana por el norte español

Buenos días. Ya he realizado un par de entradas específicas de los 2 momentos más espectaculares de este viajecillo, pero la crónica del mismo no la había redactado como tal.
La idea princial del viaje era ver al lobo. Para eso teníamos varias posibilidades. Ir a Riaño y contratar los servicios de wild watching, ir a Riaño y hacer las esperas por donde pudieramos, ir a la sierra de la culebra por libre al famoso carril junto a la vía del tren o ir a la culebra y contratar la salida con alguna empresa de allí. Valorando el dinero, que es el que hay, hicimos cuentas mi novia y yo, y decidimos ir a los más seguro posible, recortando gastos en otros asuntos del viaje. Decidimos contratar una salida con la empresa en Riaño y en función de lo que fuera surgiendo ir modificando el viaje.
Llegamos a medio día a Boca de Huérgano donde nos alojaríamos. Como era temprano, decidimos subir al puerto de San Glorio, frontera entre León y Cantabria, donde me aseguraron que las vistas de los Picos de Europa eran impresionantes. No les faltaba razón.
Allí pasamos un par de horas almorzando y observando cada collado y pico cercano por si nos deparaba alguna sorpresa. No fue así porque en las cumbres cercanas había mucho senderista, por lo que cualquier animal habría salido corriendo horas antes, aunque las vistas merecen mucho la pena y es suficiente motivo para visitarlo.
De aves, lo único destacable fue ver una pareja de alimoches.
Regresamos a la zona del hostal y dimos la primera vuelta al atardecer para ver si teniamos la suerte de nuestro lado y conseguíamos ver algún gato montés. Ni que decir tiene que la tuvimos durante el dia y medio siguiente, aunque la tempeatura era realmente fría. jeje.
 Podeis ver en las entradas anteriores el monográfico del gato montés. Estuvimos 1 día medio con ellos y estuvo genial.
El pueblo es atravesado por un río donde pudimos ver una pareja de mirlo acuático, aunque no le dediqué demasiado tiempo, le pude hacer esta foto testimonial.

Llegó el día que teníamos reservado para ver al lobo con wild watching y no tuvimos suerte. Hicimos 2 esperas por la mañana y otra por la tarde pero no aparecieron. Fue una pena y nos fuimos con algo de pena porque teníamos muchas esperanzas en ver al lobo en libertad y ni pagando lo habíamos conseguido. Aunque no los vieramos, he de decir, que la empresa se portó realmente bien e hizo todo lo posible para que lo viera. Viendo como está la situación allí, lo primero es el lobo y hay que ser cauteloso a la hora de ir a verlos ya que, en Riaño, no hay que tener cuidado con los cazadores, sino con los agentes forestales, que son los encargados de matar 25 lobos este año, por lo que no pudimos ir a manadas que tenían controladas y eran accesibles por no delatar la ubicación de la misma y que la aniquilaran. En fin, en la entrada específica lo expongo más ampliamente. Como ya habíamos visto el gato montés a placer y no tuvimos suerte con el lobo, decidimos ir a visitar la zona de Posada de Valdeón y hacer la ruta circular hasta el hostal.
 Allí vi el único ejemplar de escribano cerillo, ave que nunca había visto hasta ese momento.
A la mañana siguiente hicimos la tercera espera para el lobo y seguimos sin suerte, por lo que decidimos ir a  la zona de Somiedo a probar con el oso. Llegamos a la hora de almorzar y fuimos a Perlunes. Un lugar impresionante donde los avistamientos se hacen realmente cerca debido a las estrechas gargantas que hay que cruzar para llegar a él. Aquí vemos el pueblo de Aguino, increible pueblecito entre preciosas montañas.
Llegamos a la zona de avistamiento de Perlunes, pero no había nada de frutos en los árboles.
Debido a la ola de calor, los frutos habían madurado hacía tiempo y los osos estaban ya entre los árboles y no se veían. De regreso a Villablino, paramos una hora en el mirador de La Peral, pero las nubes bajaron y decidimos ir al camping a descansar. A la mañana siguiente fuimos a Fonos de Vega, al observatorio del Oso, donde, en días anteriores, se había visto a una osa con su cría, pero cuando llegamos, nos comentaron que hacía varios días que no pasaban por allí. Lo que sí vimos fue una ardilla y varios rebecos.
Viendo que la empresa del oso se presentaba dicícil porque no había noticias de ningún oso "accesible" decidimos ir a cangas de Narcea a hacer lo mejor que puedes hacer en Asturias. Un paseo por sus calles y su puente colgante.

Y comerte una pedazo de Fabada en la Sidrería Narcea. Oleeeee. 3 platos y sobro en la olla.... Ayy omá que bien se come en Asturiassssss.
Allí decidimos que la última bala la gastaríamos en la Sierra de la Culebra, esta vez sin contratar nada y probar suerte en el lugar que varios amigos de diferentes puntos de España nos habían indicado. Fuimos al camping a recoger las cosas, descansamos un poco de la comilona y nos fuimos dirección Zamora. Por el camino paramos en Astorga donde pudimos ver la preciosa entrada de su catedral.

Y su muralla.
Salimos de allí ya con direccíon firme a Villardeciervos, donde nos alojaríamos. Por el camino vimos bastantes ejemplares de cornejas.
Justo antes de llegar al pueblo, se nos cruzó el hermano pequeño del que íbamos buscando. El zorro.
Como llegamos  antes del anochecer, nos dio tiempo a ir al lugar para reconocerlo y poder estar al amanecer del día siguiente. Descansamos y antes que que clareara el día ya estábamos allí preparados. Destaco la presencia de un par de chotacabras grises que levanté con el coche por el carril y que nunca antes había visto. Pasó la mañana sin pena ni gloria, con varios ciervos y 3 jabalies. Cuando calentó el sol, decidimos ir a conocer Zamora para volver luego para hacer la espera la atardecer. Paseamos por sus calles y visitamos su catedral.
Es impresionante la colección de tapices que tiene en su interior. Nunca había visto algo así y por lo que me comentaron, son de lo mejor del mundo.
También había una caja fuerte que me encantó, con un mecanismo increible para la fecha.
Salimos de la catedral y visitamos la zona del río. Es una zona preciosa que bien merece un paseo, con sus represas, molinos y puente.
Después de comer el típico arroz y pote zamorano, nos dirigimos a hacer la última espera de tarde que teníamos, ya que a la mañana siguiente regresaríamos a Puerto Real. A las 18:00 estábamos en el carril preparados. Pasaba el tiempo y seríamos ya unas 20 personas allí. Menchu, que ya esaba un poco harta de buscar tantos días, se puso a leer. Como había llegado un grupo de Aherca, me fui a hablar con ellos para decirles que si veían algo que por favor, nos lo comunicasen, a lo que no pusieron ninguna pega. Mientras hablaba con ellos, mi novia leía, en un momento ella levanto la cabeza y vio dos puntitos moverse, cogió los prismático y pensó ay omáaa, cogió el telescopio, lo confirmó y salío a buscarme.Yo, que estaba hablando, veo a mi novía con la cara desencajada y viniendo hacia mi haciendo aspavientos y llamandome sin chillar, yo me quede algo en shok porque sabía lo que eso significaba. Me dijo, lobo, lobo, lobo, en "lo amarillo" en " lo amarillo" 
Son muchos años y nos entendemos bien, por lo que enfoque a la zona sin cultivar que se ve en la derecha y vi, por fín, a una pareja de lobos ibéricos con pelaje de verano cruzando ese rectángulo. Mientras los veía la pierna no me paraba de temblar. La distancia estaría entorno al km de distancia, pero lo suficiente para que con el telescopio le pudiera ver como trotaban, escarbaban en la tierra y lo mejor, su cara, esa cara oscura, salvaje, perseguida, temida, amada y libre.  
Se que la fotografía no os parecerá gran cosa, que muchos lo habreis visto más cerca o cualquier otro argumento que me querais dar pero son 2 lobos. Nuestros 2 pirmeros lobos ibéricos en total libertad.
Podía haber sacado una mejor foto, si, pero no lo hubiera disfrutado como lo disfrute y me estaría arrepintiendo ahora mismo. No podia perder tiempo en nada. La hice tal cual, luego un video de 3 seg. 

Y de cabeza al telescopio que es donde realmente disfrute de estos animales. Esta es la cara a la que me refiero. Es imposible de olvidar. Fotograma de un documental de Félix.
Yo no cabía en mi de felicidad y lo volví a a ver otra vez entre unos arbustos un par de segundos y desaparecieron. Yo ya estaba eufórico, pletórico y no paraba de hablar, de abrazarme a mi novia de reir. Realmente creí que no los conseguiría ver y era algo que me hacía especial ilusión desde hace muuuchos años.  Yo creo que esta fotografía lo dice todo.
Cuando se fue el sol, volvimos al hostal, descansamos y a la mañana siguiente volví un rato, una última esperita antes de partir hacia el sur, ese sur donde esta extinto ecológicamente hablando desde hace años, aunque se empeñen en decir que todavía quedan. Seguramente quedará alguno, pero será una reliquia que no irá a ningún lado.... En el sur ya no tienen solución sin la reintroducción.... pero quien es el guapo que reintroduce lobos en fincas de caza mayor..... En fin, este es otro tema.
En esta espera no tuve suerte, pero que más da, lo habíamos visto, por fin lo habíamos conseguido y  se me saltaron incluso las lágrimas. El camino de regreso lo hicimos felices, valorando y recordando todo lo que habíamos vivido y aprendido en esta semana. Un viaje donde el lobo era el principal objetivo, que se hizo esperar hasta la última tarde como las buenas historias y que ha servido tambien para conocer a gente encantadora, visitar preciosos lugares y conocer realmente la problemática del lobo sin la falta de perspectiva que da la distancia. 
Un gran abrazo a todos con los que me he encontrado en este viaje.
Y no, no podía despedir esta entrada sin una de las frases reivindicativas más famosas y que más han marcado mi vida. 

"Para que en las noches españolas se sigan escuchando los hermosos aullidos del lobo". 
Félix Rodríguez de la Fuente
Salud.




1 comentario:

  1. Sos un pelotudo con suerte! Pero me alegro por vos! decime donde viste al can, que voy de cabesa! Un Abrazo pisha!

    ResponderEliminar

Entradas populares