Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

lunes, 27 de enero de 2014

Operación Buho Moro.

El fin de semana del 23-25 de enero del 2014 Alvaro y yo hicimos una escapada para buscar a al buho Moro al continente vecino. El avistamiento de animales comenzó ya en el ferry entre Algeciras y Ceuta donde pude ver más de 50 delfines a lo largo de todo el trayecto.


Sobre las 11:30 de la mañana cruzamos la frontera y tomamos la autopista dirección tanger. A los pocos kilómetros empezamos a ver el estrecho desde el otro lado.


En este mismo lugar pudimos ver a este pequeño mochuelito.


A mitad de camino teníamos previsto parar para repostar pero cuando paramos en la zona recreativa nos dimos cuenta que no había gasolinera. El coche tenía para 13 km de autonomía y la siguiente gasolinera de la autopista estaba a 40 km, por loque tuvimos que andar un poco en busca de unos litritos para poder llegar a la gasolinera y terminar de llenar el tanque. jeje.


Aquí está Alvaro echando los 5 litros de gasoil. Siempre nos tiene que pasar algo asi. jejeje.



 El lugar donde ibamos a buscar al buho moro era en Merga Zerga. Teníamos un guía contratado para indicarnos donde la podíamos ver. Hace un par de años hicimos un intento pero nos fue imposible dar con ningún ejemplar, por lo que este año me tenía que quitar esta espinita. Esta es la zona donde viven las últimas parejas de estas lechuzas en Marruecos.



Llegamos a las 15:30 y quedamos con el guía a las 16:00. En esa zona, te vende el pack completo de dar una vueltecilla por la bahia en barco para ver limícolas y luego ir en busca del buho. Como a mi las limícolas no me llaman y vivo en la bahia de cádiz, donde puedo ver exctamente los mismo que alli, le dijimos que no queríamos barco, solo buho. Estuvimos mas de 2 horas dando vueltas por carriles horrorosos. La carretera que bordea la bahia es pesima, de las peores que he cogido en mi vida. Pues cada ciertos kilometros entrábamos por un carril aun peor, haciamos algún kilómetro, y sin bajarnos del coche, nos dabamos la vuelta. Asi estuvimos hasta que llegamos al otro extremo de la bahia. Parecía que el guía no estaba seguro de donde ir. Cuando quedaba ya menos de 1 hora de sol, le comentamos que estabamos hartos de dar vueltas por fanguizales sin ningún sentido ya que ni nos bajábamos del coche y sólo hacíamos kilómetros y kilómetros sin ir a ningún lado en concreto. Al final, paramos en una zona de cultivos cerca a la bahía. echamos un vistazo y no había nada.El guía nos dijo que " el campo es asi, que no siempre se ven..." Después de tardar más de 2 horas en llegar y bajar del coche para nada, teníamos una sensación de que se estaba quedando con nosotros. Le insinuamos que esto no podía ser, que no nos podía tener 2 horas sin saber donde ir y que ahora salga con esas y  que si no veíamos nada no le pagaríamos. Al minuto después de esta discusión por ambas partes, llamó a un conocido suyo y nos dijo que sabía donde había uno. ¿Creeis que es casualidad que ocurriera asi? Yo creo que no quería llamar a esta persona para no compartir con nadie el dinero. Eso no lo sabremos nunca aunque la verdad es que tenía toda la pinta. Teníamos un cabreo considerable al lugar por todo lo acontecido, pero se nos quitó cuando se acercaron a una zona con juncos y salió una volando de inmediato un buho. 


 Sólo salió uno, pero suficiente. Se posó en una zona a media distancia donde lo pudimos ver perfectamente con el telescopio hasta que cayó definitivamente el sol.



Y esta otra donde vemos "perfectamente" su disco facial.



La luz era muy mala para fotos de Digiscoing y sólo le pude hacer un par de videos videos testimoniales de donde he realizado esta captura. Aquí os muestro un video.



Y aquí el otro.


 Se echó la noche y teníamos que volver a dar la vuelta a la bahía para dejar al guía en su pueblo. Si la carretera era pésima con luz, por la noche era sencillamente un caos. En el siguiente video podeis ver como no había ninguna luz, en los inexistentes arcenes caminaban personas como si nada y te salían coches y camiones de cualquier lado. Un verdadero estrés.


 Como ya había conseguido verla por primera vez en mi vida, decidimos partir hacia el sur para poder visitar el medio Atlas durante más tiempo. A mitad de camino decidimos darnos un homenaje comiendo cordero como mandan los cánones. A las 1 de la madrugada llegamos a Azrou y no teníamos ningún lugar donde dormir. Estuvimos dando vueltas hasta que llegamos a un camping donde pudimos pillar una habitación.


El camping es de reciente construcción y es una chulada. En este castillo, que es parte del camping, se hacen celebraciones. 



La noche fue fria. Cuando nos despertamos estabamos a -2 grados. Fuimos a desayunar a Ifrane  y estaba el parque donde se suelen ver a los picos de levaillant totalmente helado.


En las cercanías vimos muy bien un par de zorlaes charlos calentándose con las primeras luces.



De alli nos fuimos al cedral de Arzou, dentro del Parque Nacional de Ifrane. La zona es preciosa e impresiona bastante la altitud y grosor de sus cedros.


 La nieves estaba presente en la zona y le daba un toque precioso al parque.



Te retirabas un poco de la zona más concurrida y parecía que estabas en un país nórdico y no en Marruecos. Me encantó el lugar.

 
El toque exótico lo daban las huellas de los macacos en la nieve. 



En el parque vimos un jabali, pero el habitante más famoso y buscado por todos los que visitan el lugar es el macaco de berbería. en este cedral tiene una de sus últimas poblaciones salvajes aunque están muy humanizadas. 


Algunos estaban dormiditos en los árboles con el solecito en la cabeza.



Después de una hora buscando al pico de levaillant, nos ibamos de regreso al coche sin dar con él, pero cuando nos estábamos haceindo la última foto de rigor, escuchamos algo raro, nos quedamos los 2 parados y lo vimos volar raudo y veloz entre los cedros cercanos. Fue allí, entre las ramas y en el último momento donde lo pudimos localizar. Lo vimos perfectamente, las fotos son poco más que testimoniales.



El rasgo distintivo de este ave con respecto al pito real, es la linea blanca que se le ve en la parte superior de la mancha negra de su cara. Tamibén hay que tener en cuenta que en Marruecos no hay pito real.



En el cedral pudimos ver a los pizones de la subespecie africana, carboneros garrapinos y comunes, agateadores, herrerillos, cuervos, etc....



Creedme que las fotografías no hacen justicia al lugar. 



Seguimos hacia el sur para intentar ver especies desérticas pero la nieve era más persistente de lo que creíamos. 



Había un par de lomas donde los niños y no tan niños se tiraban con trineos de madera y disfrutaban de algo que no es demasiado común en el país.


seguimos el camino al sur y vimos algunas collabas negras. Aquí una hembra.



Y un macho.



En una de las paradas, pudimos ver a un roedor que nunca había visto en libertad, al herbo.



Llegamos a la laguna de Sidi Ali y nos llevamos una grata sorpresa al verla parcialmente congelada. 



En ella vimos una de las imagenes más curiosas del viaje. Ver a los Tarros canelos andando por la nieve es algo que no te esperas encontrar..



Aqui lo vemos un poco más cerca.



y un poco más.



Alli nos quedamos a comer disfrutando de ese paisaje nevado que me gusta tanto.



Como era temprano, decidimos bajar más hacia el sur. De camino nos topamos con un par de ratonero moros.



En otra zona inundada y helada vimos varias parejas de fochas morunas. También era de lo mas curioso verlas en esa zona. Aquí la vemos con la escarcha por detrás.



Ahora una panorámica general de la zona para que se vea la cantidad de nieve que había.



Llegamos a la zona predesértica que hay entre el medio Atlas y el alto Altlas. Alli las vistas eran impresionantes.



Parecía un escenario de películas del oeste.



Cuando sales de la carretera y empiezas a carrilear, te da la sensación de que te puedes llevar todo el día por esas llanuras predesérticas sin llegar a ningún lugar en concreto.



Allí vimos a la única especie desértica de la jornada. La collaba culirroja.



Por la tarde, regresamos y decidimos pasar la noche en Meknes. Tenía ganas de ver la muralla de su ciudad imperial.





Tiene una plaza en frente como la de Yamaa el Fna de Marrakech pero estaba muy tranquila a la hora a la que fuimos.



A la mañana siguiente fuimos a buscar a la urraca de la subespecie africana. Encontramos varios ejemplares de camino a kenitra en la misma carretera.



Almorzamos en unos alcornocales y regresamos tranquilamente para terminar el viaje. Comprobamos que las cigüeñas blancas no entiendes de dioses.


A pocos kilómetros de Tanger hay unas enormes llanuras marismeñas donde se supone que están las últimas Avutardas de África. En esa zona, lo que si hay seguro y se ve desde la autopista, son decenas de dromeradios. Una última imagen típica para despedirnos del lugar. Comentaros que, durante más de 100 años, hace ya un par de siglos, lo que hoy es el Parque Nacional de Doñana, albergaba una cierta cantidad de dromedarios. Se trajeron para ayudar en los trabajos de campo, pero eran incompatibles con los caballos porque éstos les tenían miedo. Al no poder usarlos los dejaron sueltos por las marismas. Comentar también que se extinguieron porque los habitantes de Trebujena, cruzaban el Guadalquivir, los cazaban, los descuartizaban y los metían en las pateras, vendiendolos como carne de venado en el mercado de Sanlúcar. Esta fotografía nos da una fiel idea de lo que tuvo que ser observar a esos dromedarios por las marismas de Doñana.


Llegamos a Ceuta a las 18:00 y el ferry lo cogi a las 19:30, llegando a mi casa sobre las 22:00.
En las siguientes fotografías os muestro algunos aspectos etnográficos donde podemos apreciar perfectamente la sencillez de la vida en los pueblos marroquies y la importancia del burro en sus quehaceres diarios.







Y alimenticios. Que pedazos de desyunos chiquillooooo Que buenas están esas tortitas. jejeje




Y ese corderito buenooooo



Salud y no dudeis en visitar Marruecos si teneis la oportunidad.
Nota:¨Si no hemos visto mas de 20 controles de la policia, no hemos visto ninguno. Para mi, lo más peligroso de marruecos.

4 comentarios:

  1. Muy bueno el post!

    Mi pareja estuvo esta semana pasada también por Marruecos, le pregunté que si había visto algunos pájaros pero me dijo que no! Ya con esto completo esa información!

    Gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  2. Bonita entrada. La verdad es que apetece y mucho acercarse a conocer Marruecos. Me han encantado las fotos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena entrada jose juan, precioso el buho moro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Que chulada! Para la excursión de cinco días que comentaste, ya puedes ir reservando una plaza: La mia!
    Un abrazo figura!

    ResponderEliminar

Entradas populares