Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Escapada a Marruecos

El viernes no teníamos ningún plan, llamé a Álvaro para ver si podíamos escaparnos a Merja Zerga a ver el buho moro y luego conocer Tetuan, una de las ciudades que no conocía todavía.Tomamos el Ferry de las 9:00 y vimos el peñón de Gibraltar desde una perspectiva diferente.
Durante el trayecto vi varios alcatraces y varias pardelas cenicientas.

Sólo llegar a Ceuta nos fuimos a desayunar un desayuno típico marroquí.
 Cruzamos la aduana y cogimos la autopista dirección Tanger. Por el camino vimos Tarifa desde el otro lado.
Por el camino siempre se ve una imagen curiosa. Dromedarios en las Marismas.
Antes de llegar a Merja Zerga paramos a comer estas deliciosas breuas de pollo.
En esa estación de servicios vimos una pareja de bulbules naranjeros.
A media tarde llegamos a Moulay Bousselham y nos tomamos un Te viendo las vistas de la entrada a la bahia.
Bajamos a la playa y dimos una vueltecilla por ella.
En la playa vimos un escalón en la arena donde se repite el patrón de erosión de algunas montañas.
Después de la vueltecita por la zona quedamos con Khalil Fachkhir. Gracias Sarry por el contacto. Khalil, a dia de hoy, es el mejor guía que puedes elegir para ver al buho moro. Es una persona amable, sonriente y con precios muy razonables. Pero lo que le hace especial es la ubicación de su vivienda. Desde su terraza se ve como salen y entran del dormidero lo buhos al amanecer y al atardecer. El teléfono de  Khalil es +212 663095358 y su e-mail es nidlehibou@yahoo.com. 
Justo antes de entrar en su casa, en la misma puerta, vimos varias mariposas monarca.
Y este saltamontes palo, que no sabía ni que existía. 
Subimos a la terraza, nos pusieron un te moruno y a charlar mientras esperamos a que cayera el sol. Ya con el sol escondido y sin luz suficiente para mi cámara comenzaron a salir hasta 14 Buhos. No había luz para fotos pero si para verlos perfectamente por los primáticos o a simple vista ya que nos pasaban literalmente por nuestras cabezas.
Es curioso ver como las rapaces diurnas suelen defecar justo antes de volar, pero estos buhos, salían, volaban unos metros y defecaban. Una curiosidad que me llamó la atención simplemente. Me hubiera gustado hacerle alguna foto decente, pero realmente eso es lo de menos teniendo en cuenta lo que vimos. Hay que ser consciente del valor que tiene ver 14 buhos moros en estos momentos que están al borde de la extinción en el hemisferio norte.
Aquí vemos un mapa de hace 20 años donde ya estaban en estado crítico. Este buho criaba en España en la laguna de la Janda, pero al desecarla desapareció. En el último reducto que le queda le está pasando algo parecido ya que la zona donde vive se está convirtiendo en tierras de cultivo.
Podía ser demagogo y criticar este cambio que se está produciendo allí, pero cualquiera que haya visitado la zona y los pueblos de alrededor, habrá visto la miseria que hay y lo mal que lo están pasando, por lo que no me veo con derecho a criticar nada. Como no hice ninguna fotografía del buho, os pongo alguna que hice la otra vez que lo vi para que os hagais una idea de como es. Se que son testimoniales, pero el valor que tienen por la especie que es suple su falta de calidad.
Y este par de videos.
Y este otro.
Volviendo a la escapada, esa noche cenamos perfectamente pescado frito, centollo y ensalada magrebí. Mientras cenábamos empezamos a escuchar varias ranas en el jardín, por lo que cogí la linterna y me fui a buscarla. Dimos con esta preciosa ranita meridional.
Dormimos como pudimos unas horas porque el canto de los gallos que dormían a 3 metros de mi ventana fue constante durante toda la noche. Las cosas del campo.... Nos levantamos y subimos otra vez a la terraza para ver si volvían al dormidero. 8 buhos fueron los que vimos regresar, por lo que vimos otra vez el espectáculo.. Dejamos la casa y fuimos a ver si dábamos con alguno por la zona donde cazan pero no hubo suerte. Sólo vimos a este Elanio que se dejo querer un poco. jeje.
 Regresamos a la casa y desayunamos esas tortitas y ese té que me vuelven loco..... que buenas estan chiquillo.
Aquí estoy con Khalil en la puerta de su casa celebrando lo bien que ha ido todo y lo bien que se ha portado. Desde aquí lo vuelvo a recomendar otra vez. Esa terraza vale millones. jejeje.
 Dejamos la casa y al guía con muy buen sabor de boca y nos fuimos a Tetuán. Paramos justo antes de llegar para almorzar en un área de servicio donde hay varias tiendas con productos españoles. Aquí es donde llega parte de la mercancía que día tras día pasan la frontera en incontables paquetes a espalda de la gente.
En una de ellas vi las granadas más grandes que he visto en mi vida. Sólo hay que compararlas con las naranjas que hay a su lado.
Almorzamos en un restaurante donde puedes elegir la carne ya que está expuesta.
 Y anda que no estaba bueno ese corderitoooooo.
Llegamos a Tetuán y no metimos en la medina a "perdernos" por ella. Es una gozada dar una vuelta por allí.
Pondré una serie de fotos de la medina para ver lo auténtica que es.
Llegamos a la zona de curtido de pieles, uno de esos rincones que tenía pendiente y que por fin lo vi.
Salimos de allí seguimos andando por la medina.
 
Salimos de Tetuán dirección Cetua tardando 1:30 hora en la aduana..... Cogimos el Ferry y regresamos a casa después de una escapada genial. No hemos traido también de recuerdo estas 2 cositas que nos gustan tanto. jejeje. oleee.
No espereis demasiado si quereis ir a ver el buho moro porque soy muy pesimista en este sentido y creo que en poco tiempo será un recuerdo como lo es en la Janda.
Salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares