Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

domingo, 28 de septiembre de 2014

Una vueltecilla por la janda

El sábado por la mañana dimos una vuelta, Carlos Franco y yo, por la janda. El fuerte viento de levante nos disuadió de acercarnos al estrecho a ver la migración. En la janda vimos un poco de todo aunque era un auténtico coñazo mantener estable los aparatos para observar a grandes distancias. Las cigüeñas blancas parecían que estaban esperando el pistoletazo de salida para seguir su camino al sur.

Lo hirundínidos descansaban en los carriles también. Esta pequeña no lo debía estar pasando demasiado bien.


Las grandes rapaces no hicieron acto de presencia, sólo las culebreras aparecieron y nos permitieron retratar uno de sus momentos más intimos. Esta foto la podeis dedicar a quien vosotros querais con un "para ti" jeje. Yo ya tengo varios destinatarios. jejeje


De las rapaces pequeñas vimos muchísimo lagunero y cernícalo, calzadas, algún milano negro y un par de ratoneros.


Sorprendimos a un bando de tarabillas norteñas. Desconocía que migraran en bandos y las hacíam más solitarias. Contamos unas 8.


Las palomas torcaces cruzaban de un lado a otro por la zona. No me gustaría estar en su pellejo porque deben sortear miles de escopetas en estos días por cualquier rincón del país.


Comprobamos como los elementos que sirven para alertar a las aves de los cables, a veces, no cumplen su misión.


De insectos, me gustó ver a este pequeño "milpies". No se porqué pero me gusta mucho.


Y de reptiles, este precioso ejemplar de lagarto ocelado se soleaba en un carril donde faltó poco para que unos tontopollas los atropeyaran cuando circulaban rapidísimo por el mismo, sabiendo que estábamos haciendole fotos. En fin, menos mal que se movió a lo justo y se tiró a la cuneta.


De regreso, 4 cigüeñas negras nos pasaron por encima cerca de Benalup. En definitiva, que una vuelta a la janda nunca defrauda. Ahora si, sin levante, mucho mejor. jeje.
Salud.

1 comentario:

Entradas populares