Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

jueves, 5 de junio de 2014

No sólo es un charco

En este mes que entra, el agua empieza a ser un bien escaso en la provincia de Cádiz ya que los arroyos empiezan a secarse. Las aves tienen cada vez más dificil encontrar agua y, los pequeños charquitos de agua que quedan después de regar un jardín o después de una lluvia fugaz, siven de oasis para las aves y se puede ver la avifauna del lugar a la perfección sin tener que montar ni preparar ningún hide. Desde el interior del coche e incluo escuchando la radio, he podido disfrutar del tremendo movimiento de las aves cuando van a beber a estos últimos "abrevaderos". En este en concreto, que ya se ha secado lamentablemente, he podido disfrutar de muchísimo movimiento de las familias de pajaros que venian a refrescarse  a beber


Hay que tener en cuenta que ese charco está junto a una urbanización de mi pueblo, por lo que no me ha costado nada ir ni he tenido que preparar nada. He visto desde individuos jóvenes.


Y familias enteras que venían a refrescarse.


Tengo la suerte que las aves a las que les tengo mas cariño por cuestiones familiares son los jilgueros y verderones o verdones, y estos han entrado constantemente al lugar dejandome verlos como hacía tiempo que no los veía.



Algunos individuos ya tenían el plumaje un poco afectado después del periodo de cria.



Los verderones se dejaron ver y llegaban en mayor número incluso que los jilgueros.



Lo mismo le hacía fotos bebiendo que subido en una ramita.



Llegaban la familias enteras y pude retratar a la vez al macho y a la hembra para que se puedan diferneciar.



En este mes, tienen unos colores impresionantes los machos con un verde casi fluorescente.



Me encanta este pájaro.....qué cosa más bonita.



Los jovenzuelos también están ya volando por nuestros campos, siendo siempre es un placer verlos  y deseandole una larga vida en libertad.


Es que no me canso de mirarlo.



Otro de los que hizo acto de presencia y se mostraban muy confiado eran los verdecillos. Tanto machos,



como hembras.



Los gorriones, aunque más comunes que lo anteriores pájaros, eran los más recelosos de pararse a beber. Aún así, se le ha podido hacer alguna fotito que me gusta particularmente.



Es tan común que no nos paramos a ver lo bonitos que son también.



Los gorriones nuevos también están ya volando y empezando a ir por libre.



Una de las cosas más curiosas que he podido aprender mientras he ido a este charco de agua ha sido el control que tenían del lugar las golondrinas.



Era constante el ir y venir a pr barro. Particularmente me parece muy tarde que estén ahora haciendo los nidos, aunque no se si todos los dias deben retocarlo un poco.



A parte de estas aves, bajó un pardillo que no me dio tiempo fotografiar y este papamosca gris.



Una tórtola turca también bajó a saciarse la sed.



Y este mirlo comun, que le faltaba una pata vete a saber porqué, también tenía esta zona como suya y no paraba de reclamar su zona.



Y por último, esta abubilla estuvo buscando por el lugar algo que llevar a sus pollitos.


Y aquí os dejo el lugar de los hechos. Como podeis apreciar, no es nada del otro mundo.



Todas las fotos están realziadas con con la FZ72, la que tiene 60x optico. He de decir que muchas de las fotos están realizadas a la sombra y con el zoom al maximo, incluso usando zoom digital que por cierto va de lujo, con la falta de luz que eso conlleva. Es cuestión de pillarle el truco y hacer tomas y tomas. Están realizadas desde el interior del coche apoyado en un saquito de arroz.
Como siempre digo, no se le puede pedir mas a una cámara de menos de 300€

2 comentarios:

  1. como siempre estupendas fotos! Felicidades!

    ResponderEliminar
  2. Según vas viendo fotos y pájaros diferentes ni te imaginas donde están, crees que están en un bosque, en el campo...pero no donde está el charco realmente. Enhorabuena.

    ResponderEliminar

Entradas populares