Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Migración en estado puro. Un día irrepetible.

El martes 6-9-16 quedé con mis amigos Salva y Joaquín para echar el día pajareando por el estrecho. Teníamos claro que nos dejaríamos llevar por el viento y ya veríamos que haríamos en función de lo que nuestro instinto nos indicara. Empezamos el día de una forma algo atípica ya que, al ver que el mar era un plato y que se pronosticaba una temperatura elevadísima para esta jornada, nos planteamos seriamente ir a bucear, pero como yo no me había traido nada, pues fuimos a comprar un bañador y unas gafas de bucear. Luego fuimos a tomarnos un dulce y a eso de las 11:00 empezamos ya  mirar al cielo. Como yo no conocía punta camorro fuimos a hacerle una visita, pero justo en el cruce que hay que coger para ir hasta allí, vimos como se nos venían encima un bando de abejeros preciosos. Bajamos y nos pasaron a escasos metros de nuestra cabeza.
Allí teníamos unas vistas impresionantes del estrecho y de inmediato me puse a buscar cetáceos. Qué le voy a hacer, soy mas de mamíferos que de aves, jeje. Vimos varios grupos de delfines, varias pardelas cenicientas, alguna balear y mis primeros dos alcidos sp. dirección mediterraneo del "otoño". El paso de abejarucos era constante y un elanio juvenil nos saludaba desde su posadero. Observamos desde allí el movimiento de las rapaces y vimos como algo gordo se había formado encima de Cazalla y no dudamos en ir a verlo. Cuando llegamos a su altura, decidimos subir al antiguo observatorio al otro lado de la carretera ya que estaba vacio mientras que en el otro observatorio no se podía ni aparacar. La decisión no pudo ser más acertada ya que estuvimos toda la jornada los tres sólos, con sombra suficiente y disfrutando de aquel espectáculo indescriptible. Lo bueno de este observatorio es que tienes visibilidad inmediata en 360º, cosa más complicada en el nuevo. Una vez allí simplemente nos pusimos a dusfrutar del día más grande de migración que habíamos visto nunca. Estuvimos viendo como había un paso constante desde las 11:30 hasta las 19:30 que dejamos de mirar al cielo. El paso de abejeros fue una constante durante todo ese tiempo aunque es cierto que en las horas centrales del día la altura era tal que pasaban desapercibidos si no te fijabas bien.
Mirabas a cualquier direccíon y, a mayor o menos distancia, siempre había un bando como esté sin impotar la hora.
 
La especie estrella, sin lugar a dudas, fue el abejero con una variabilidad de plumajes brutal, como este abejero "pescadora" . Jejeje

Como detalle curioso, comentar que vimos muchas rapaces con las patas "descolgadas" y que pensamos que, como también era un día con muchísima calor, podría ser para refrescarse como hacen los elefantes con las orejas. Es sólo una teoría y si alguien tiene otra me gustaría conocerla. ;)

Otro de los más destacados fue el alimoche, donde vimos muchos ejmplares de todas las edades posibles.


Gavilanes, cigüeñas blacas y negras, milanos negros, un rupell, leonados, culebreras y clazadas fueron las especies que vimos en este día y a continuación os pongo algunas fotos testimoniales.



En cuanto a los bandos, sólo decir que era magnífico ver las térmicas compuestas de difernetes especies con un mismo fin. Ahí no importaba de qué te alimentas ni de donde venías, ni donde naciste, ni cual era su destino, sencillamente estaban allí con el único objetivo que cruzar por el mismo lugar y se necesitaban para ver cual era el mejor camino.
Milano, abejeros y cigüeña blanca.
 Cigüeñas negras con una blanca.
 Un surtidito.
Los grandes bandos de cigüeñas blancas también hicieron acto de presencia con varios bandos increibles. Los seguimos por los lances hasta que se pusieron por encima de Tarifa.
Se formaban como un escuadrón y tomaban dirección sur de forma decidida.
Y aquí las vemos como ya están por mitad del estrecho. Suerte. ;)
Cuando ya empezó a caer la tarde y el cansancio por el calor que habíamos pasado ya nos pasaba factura, decidimos ir a darnos un baño y a tomarnos un refrigerio para celebrar lo que fue un día perfecto.
Salud.


3 comentarios:

  1. A ver si este finde tengo la misma suerte. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  2. Impresionante. Algún día me acercaré. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. que bien te mueves tu tanto fuera como dentro del agua amigo

    ResponderEliminar

Entradas populares