Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

jueves, 5 de enero de 2012

VIsita a Monfragüe, Llanos de Cáceres y la Serena

En el año 2010 fui por primera vez a Monfragüe y me maravilló tanto su variedad como la cercanía a la que se encontraban las aves.
Este año, decidí ir otra vez a ver si veía por primera vez un Buitre Negro posado.
El alojamiento se encontraba en la carretera entre Navalmoral de la Mata y Plasencia en el km 9, en la que una habitación doble costaba 30€. El alojamiento se llama hostal “el Nogal”.
El viaje lo emprendimos la madrugada del jueves a las 3:00, llegando a la Portilla del Tietar a las 8:15. En el lugar a había unas 12 personas. En ese momento tenían localizado al Búho Real adulto escondido en un Madroño.
Y al polluelo que estaba perfectamente visible en su nido

 La Mañana fue bastante fructífera en cuanto a especies observadas ya que vimos de forma constante Alimoches, Buitres Leonados, Buitres Negros, Milanos Negros, Cigüeñas Negras, Garzas reales, cormoranes, y un águila que por sus colores por debajo totalmente oscuros, base de la cola blanca y nuca clara todo apuntaba a ser una Imperial, pero algunos apuntaron la posibilidad de que fuera una Real.
Cuando estábamos embobados con el polluelo del Búho Real, empecé a oír los ruidos de los disparadores de las cámaras de fotos y todos apuntaban al río.
En ese momento vimos una Nutria que estaba buscando su desayuno.
Empezó por la parte central del río, luego se fue a la orilla de enfrente saliendo del agua y entrando en varias ocasiones.
Los Roqueros Solitarios, Pinzones y Currucas Carrasqueñas eran una constante por la zona.
En ese momento llego el guía que conocí el año anterior y estuve hablando con el como el año pasado y, sin acordase de mi, me comentó la ubicación de los mismos nidos que me dijo el año pasado.
Este año me indicó también donde se encontraba un nido de Buitre Negro que se veía desde el Salto del Gitano.
En ese momento nos dirigimos a ese lugar a verlo.
Las vistas desde ahí eran igualmente increíbles. Minutos antes había pasado la Imperial por al zona pero nos la perdimos.
Nos ubicamos en el mirador a la sombra  ya que empezaba a hacer calor y empezamos a otear cada rincón del lugar, siempre rodeados de paseriformes como el Escribano Montesino.
Siguiendo las indicaciones del guía encontré el Nido del Buitre Negro. La distancia era enorme, pero se distingue perfectamente  el nido y el ave.
Mientras estábamos allí sentados observamos las Cigüeñas Negras en sus nidos y tomando el sol.
Llegamos al Hostal y descansamos hasta las 18:30 que volvimos a la portilla del Tietar para ver si veíamos al Búho Real adulto en mejores condiciones.

Realmente la tarde la íbamos a dedicar en la visita a la zona de reserva y ver los nidos de Buitres Negros, pero por cuestiones laborales no pudo ser, teniendo que elegir un plan B.

Definitivamente las tardes no son buenas para la observación de aves estando todo bastante tranquilo.
No hubo nada reseñable, tan solo mereció la pena conocer a Manuel, un asturiano que me aconsejo donde ver un nido de Águila Real, Carracas, sisones y Avutardas en un lugar relativamente cercano.
Cuando cayó la noche volvimos al hostal, cenamos y nos acostamos.
A la mañana siguiente nos levantamos a las 7:00 y nos dirigimos a la portilla del Tietar donde estuvimos viendo las mismas especies que el día anterior, como el Búho.
Entre estas especies vi por primera vez un Arrendajo. Esa mañana tampoco pasó por allí el Águila imperial.
Era temprano cuando decidí ir otra vez al Salto del Gitano donde pasamos una hora pasando mucho frío y viendo tanto el nido de Buitre Negro como el de Cigüeña Negra.
El día anterior se vio la Imperial hasta en 4 ocasiones.
Estuve hablando con el guía que allí se encontraba y me dijo donde había un nido de Imperial en el cercano pueblo de Torrejón el Rubio.
Se dio cuenta que no lo debería haber dicho y reculó, diciéndome que preguntara en el mismo pueblo. Eso hice, preguntando en el hostal donde dormí la primera vez que vine a Monfragüe.
Fui al lugar indicado y sólo quedaban los restos del nido que no había usado este año.
Llame a Manuel a ver que havia visto por los llanos de Cáceres y tampoco hubo suerte, por lo que decidimos volver por donde habíamos ido y hacer tiempo en la Portilla del Tietar mientras Juan Jesús  llegaba para ir a la zona de reserva de Monfragüe. Por el camino de vuelta vimos un Águila Real y algun Buitre Negro posado.

A la mañana siguiente nos levantamos a las 7:00 ya que habíamos quedado en el Tietar con Juan Palma. Esta mañana fue la más fructífera en cuanto a especies observadas. Cuando llegamos los Leonados estaban ya volando de un lado a otro a una altura bastante baja.
 Se vieron varias Calzadas, Culebreras, Buitres Negros, Alimoches, el Búho Real y por fin el Águila Imperial, que se nos había escapado en las sesiones anteriores. Mientras disfrutamos del espectáculo que se daba en el aire, llegó la nutria por el río y nos dedicó unos momentos geniales.
Como ya empezó a llegar mucha gente y habíamos visto todo lo que allí se podría ver, decidimos ir a la presa a intentar ver algo diferente. Desde ese lugar vimos un nido de Alimoche, Milanos Negros, Golondrinas Comunes, Culebreras, Leonados y, cuando estábamos tranquilos observando, vi que algo atacaba a un buitre en una colina lejana.
 Cogí el telescopio y distinguí perfectamente un Águila-Azor Perdicera. Se llevó todo el tiempo atacando a las aves que osaban acercarse por sus dominios.
 De vez en cuando se acercaban algunos Buitres Negros y nos pasaban relativamente cerca.
Sobre las 12:00 decidimos irnos al hostal pero al pasar por el Tietar vimos 3 Nutrias jugueteando. Eran dos cachorros y una adulta. Me resultó curioso ver a 30 personas embobadas mientras jugueteaban en el agua.
Seguimos hasta el hostal para descansar un poco ya que estábamos cansados y esa tarde quedaríamos con Juan y la Esposa para ver el Madrid-Barcelona en un bar tapeando algo.
Estuvimos pasamos un rato muy agradable.
Nos acostamos a las 2:00
A la mañana siguiente la idea era ir a la Serena y conocer el lugar para poder ubicarnos mejor a la mañana siguiente, pero como me indicaron un par de veces que los Llanos de Cáceres eran de un interés igual o superior a la Serena, decidí ir a conocerlo y llegar por la tarde a la Serena.
La idea era coger la salida antes de llegar a Cáceres y adentrarnos en la estepa.Lo que ocurrió fue que me equivoqué y salí una antes.
Sin saber que me había equivocado fuimos andando y vimos un Alimoche y en la ladera de enfrente había un Buitre Negro posado.
El buitre se fue detrás de la colina y dejamos de verlo. Anduve un poco más adelante para ver si podía seguir viéndolo. Había un carril con unas indicaciones relativas a la ornitología y un coche parados en él a unos 300m. En ese momento pensé que tendrían localizadas algunas avutardas.
Efectivamente era así, tenían localizadas unas 5 Avutardas a unos 80m y a unos 300m había una carroñada de unos 100 Buitres Leonados y un ejemplar de Buitre Negro que se sumaba al Alimoche y al otro Buitre Negro que acabábamos de ver.
Estuvimos observándolo hasta que decidí acercarme a la carroñada ya que en ese momento lo único que había eran Leonados. Nos acercamos y actuaron de forma confiada sin salir volando.
Nos fuimos a la Serena y durante el camino vimos algunos nidos en los postes de la luz para que criasen las Carracas.
 
Llegamos a Cabeza del Buey, estuvimos dando una vuelta por la zona y ver algunos lugares donde poder ver algo al día siguiente. Un animal bastante común por la zona era el Mochuelo Común que usaba como atalaya cualquier montón de rocas.
Cenamos en el Hotel y nos acostamos a dormir. Nos levantamos a las 8:00 y nos dirigimos a un carril donde vimos y oímos algunos Sisones, Gangas Ibéricas, Ortegas y Alcaravanes.
También vimos algunas Avutardas con el comportamiento de cortejo y a una la localizamos relativamente cerca del coche.
Mas tarde fuimos a una mina abandonada donde había una colonia de Chovas Piquirrojas y Abejarucos.
La tarde la pasamos en el hostal descansando y dando una vuelta en el pueblo.
A la mañana siguiente decidimos emprender el regreso a casa cogiendo por la Sierra Norte de Sevilla y pasar a ver el pantano de melonares. Junto a cazalla de la Sierra vimos 4 buitres Negros, decenas de Buitres Leonados, Calzadas, Ratoneros y 1 Águila Real posada en unas rocas junto a varios Leonados.

Se movió de lugar y nosotros nos fuimos, llegando a casa sin novedad reseñable.
15-04-2011




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares