Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.
Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias

jueves, 5 de enero de 2012

Pirineos 2010

He ido varias veces al Pirineo y he realizado varias rutas quedándome embobado con cada uno de sus desniveles. Ese año decidi ir a ver su fauna y flora, centrandome en el único animal que se alimenta de Huesos.
La idea era simple, disfrutar de todo el entorno, ver paisajes que no hubiera visto antes, recordar
lo más representativo y poder observar en su medio natural al Quebrantahuesos.
Como en mis salidas anteriores, la idea era llegar al lugar indicado al amanecer, lo que ocurría
esta vez es que al ser 1200 km de distancia debimos salir a media tarde y conducir toda la noche.
Salimos el viernes a las 19:30 horas de Puerto Real y llegamos a las 8:00 a la zona de acampada
del Valle de Pineta.
El camping se encuentra situado en el fondo de un valle Glacial a 1300 metros de altitud,
rodeados de cascadas y montañas que superan los 3000 m de altura.
Sencillamente espectacular. Hoy dia esta prohibida su acampada por la junta de Aragón.
Fuimos a un nevero cercano a coger nieve para la nevera, así nos ahorraríamos algo en hielo.
En el nevero hay que extremar la precaución ya que unos días antes hubo un desprendimiento de
hielo y mato a dos montañeros. Regresamos con el hielo y esa tarde lo que hicimos fue descansar tomando una copichuelas.
Al día siguiente teníamos cita a las 10:00 con un guía de la fundación para la conservación del
Quebrantahuesos, que nos llevaría a unos miadores de la garganta de Escuaín, más
concretamente a los miradores de Revilla, donde es fácil observar estos animales. Ellos
disponen de unos equipos de seguimiento por radiocontrol donde poder localizar algunos que
están marcados. Al poco tiempo ya empezamos a observar algunos ejemplares en la lejanía, hasta que uno salió de la nada y pasó por una ladera cercana.


El guía se volvió al coche y nosotros nos quedamos hasta la hora de almorzar viendo varios
ejemplares más de Buitres y Quebrantahuesos.
Las vistas desde este lugar son sencillamente espectaculares.
La tarde la pasamos disfrutando de la zona del Camping viendo la famosa Edelweiss. 
 
Al día Siguiente teníamos pensado ir otra vez a ver al Quebrantahuesos pero la noche estuvo
movidita con una serie de tormentas y relámpagos que hacían retumbar cada piedra del valle.
No pasaban más de 5 segundos entre un trueno y otro.
La sensación era desconcertante ya que parecía que en cualquier momento te podía caer a ti un
rayo encima.
Amaneció y no llovía, como era temprano nos dirigimos a los llanos de la Larri a ver si
localizábamos una Marmota.
La subida fue muy entretenía debido a las vistas y a los pajarillos que se cruzaban con nosotros
como el Pinzón Común y el Camachuelo.
Sólo asomarnos al valle empezamos a oír a las Marmotas dando la señal de alarma, menos en el
otro lado del valle que se sentirían protegidas por el río que se interponía, Se dejaban ver
jugueteando entre ellas y con sus crías.




Junto a ellas había un grupo de Sarrios.

Dias después, volvi a los miradores de Revilla para disfrutar de los Quebrantahuesos. Ese dia fue impresionante. Te pasaban literalmente por encima de la cabeza.
Eran varios los ejemplares que volaban por la zona. Vimos como jugueteaban entre ellos, incluso como se enganchaban de las garras y caían en picado para volver a subir otra vez.

El útlimo dia de viaje nos pasamos otra vez pr la zona y un adulto se posó frente a nosotros mientras se arreglaba sus plumas.
Al dia siguiente regresamos  flipando con lo que habíamos vivido.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares